Cómo encontrar trabajo en septiembre

Cómo encontrar trabajo en septiembre

Me he quedado sin trabajo tres veranos seguidos. La primera vez pasaron seis meses hasta que encontré un nuevo puesto. La segunda, conseguí un nuevo empleo en un mes. La tercera, decidí hacerme autónoma para que nunca más me despidieran en vacaciones. 

Si ha llegado septiembre y estás sin trabajo, piensa que hay muchísima gente que está pasando por lo mismo que tú. No creas que eres único, miles de empleados pierden su trabajo todos los días y no por eso son peores personas o profesionales. Lo primero que te invito a pensar es algo muy manido, pero cierto: no te autocompadezcas y adelante.

Te voy a contar algunas de las cosas que me han pasado en tres búsquedas de empleo en septiembre.

Septiembre es un mes en el que se mueve trabajo y hay posibilidad de entrevistas. Es un mes lleno de procesos para encontrar tu oportunidad y yo las he encontrado, siempre de maneras diferentes. Creo que lo más importante es tener claro lo que quieres conseguir e ir a por ello. Lo de actitud frente a aptitud es cierto.

Mi primer septiembre

En 2016, trabajaba en una start up. Las cosas no iban muy bien a nivel negocio, pero no esperábamos perder la inversión por completo y acabar en la calle. Me ví, junto a otros compañeros, recogiendo mis cosas una mañana de julio. Como facturaba como autónoma, me dieron el sueldo pendiente y me ví sin paro ni un plan B. 

Como encontrar trabajo en septiembre

En esta etapa, reconozco que estaba algo verde. Realmente no sabía como ahora lo que hago bien, ni hacia donde dirigir mi carrera. No sabía ni siquiera cuál era mi rango salarial. Quería trabajar a  toda costa y rápido, quería encajar en otro equipo, liderar como venía haciéndolo. Pero aún tenía que coger mucha más experiencia y demostrar mucho más.

Todo esto se trasladaba en las entrevistas, ya que mi cv mostraba un perfil muy interesante, pero se me notaba ansia y falta de experiencia. Tuve muchas entrevistas, de todo tipo y notaba que dejaba muy buena impresión en los entrevistadores, pero no me ajustaba exactamente por una u otra causa (falta de experiencia en gran consumo, no tener certificado de esta o cual herramienta, un candidato de última hora que me arrebata el puesto).

Quedar finalista y que no te cojan es mejor a que ni llamen, pero te hace perder mucho tiempo y lo pasas bastante mal. Es verdad que por el camino aprendes mucho de ti mismo, de tus fortalezas y debilidades y el verdadero valor de tu perfil en el entorno laboral del sector.

?? Consejos si te falta experiencia en tu cv: 

  • Ten siempre tu currículum  actualizado en español e inglés.
  • Sé realista con tus oportunidades y sincero contigo mismo. Preséntate a ofertas que realmente se ajusten a tu perfil.
  • Si te dedicas a algo creativo como yo, revisa cada cierto tiempo tu porfolio y mantenlo siempre al día. Aporta datos que avalen tu labor.
  • Ten preparada tu respuesta en cuanto a rango salarial y condiciones.
  • Si quieres optar a un puesto en consultora prepara un cv plano. Tienes buenos ejemplos en internet.
  • Si es necesario resume tu experiencia a lo más importante, un cv enfocado es más atractivo.
  • Define tu búsqueda en torno a un puesto y orienta el cv y el material que tengas para enseñar a ese puesto. Haz varios cvs si es necesario.
  • En un primer round utiliza plataformas como Indeed, que muestran ofertas de numerosos portales.
  • Haz de una vez todos los perfiles en distintos portales de empleo, ya que desde Indeed te redirigirá y tendrás que ser usuario para registrarte en la oferta.
  • No pongas en LinkedIn “En búsqueda activa”, es algo que repele a los reclutadores.

Mi segundo septiembre

Por fin conseguí un puesto. Duré poco y ahora veo los motivos. Acepté un puesto por debajo de mi rango salarial y expectativas de crecimiento. Quería más involucración y asumir más responsabilidad, pero no me habían contratado para eso. Realmente no era la persona adecuada para el puesto.

Cómo encontrar trabajo en septiembre

Al marcharme de la oficina me fuí directa a casa con la cabeza dando vueltas. Encendí el ordenador y abrí la web de Domestika,  donde tantas veces he conseguido entrevistas y trabajos (mis dos mejores clientes en la actualidad lo son gracias a un anuncio de Domestika). Esta vez ya tenía mi cv actualizado y mi porfolio en buena forma, por lo que pude reaccionar de manera inmediata.

Me presenté a un par de ofertas de marketing digital. Me llamaron de una y empecé al mes como responsable de marketing. Curiosamente estaba a dos calles de mi anterior oficina. Además, mantuve el anterior trabajo, pero como freelance.

En esta ocasión, había cogido experiencia y tenía mucho más claro lo que quería (y lo que no). Supe transmitir mejor mi valor como profesional y las expectativas salariales en las que me movía. Tenía más confianza en mí misma, en los objetivos que puedo conseguir y en mi manera de trabajar. Me llevé el puesto y empecé el 13 de septiembre.

?? Consejos si te sientes con confianza:

  • Mantén la cabeza fría y empieza a buscar trabajo desde el minuto cero.
  • Si eres creativo o te dedicas al marketing, publicidad o sector tecnológico, te interesa Domestika. Hay ofertas nuevas todos los días y se mueve trabajo en empresas top.
  • Funciona mucho mejor enviar un pdf de trabajos que una web.
  • Ten actitud y piensa que puedes aportar valor en cualquier empresa a la que vayas.
  • Sé natural y honesto. Una entrevista es una reunión entre dos profesionales. 
  • El despido que hoy te deja aturdido, puede traer algo mejor para tu carrera.

La última vez

Cuando tomas la decisión de cambiar, nunca sabes si acertarás. Y eso fue lo que me pasó al aceptar un reto, que surgió inesperadamente. Las cosas no fueron lo que esperábamos mutuamente y tras un breve, pero muy intenso periodo, me comunicaron que querían cambiar de estrategia y eso pasaba por suprimir un par de puestos, entre ellos el mío.

Esta vez tenía paro y una buena salida de la empresa. Todo ocurrió el día antes de mis vacaciones, mi familia me esperaba en la playa y yo tenía un coche reservado. Me fuí, confusa aunque entera, rumbo a la playa y entendí que no quería que nunca más me despidieran en verano. 

Como encontrar trabajo en septiembre

Empecé a coger clientes mini, pasé un momento crítico a principios de año y remonté hasta este septiembre, en el que arranco proyectos y mantengo otros iniciados en marzo. No ha habido despido y he podido realmente desconectar una semana mi mente tras tres años de vacaciones algo tensas y vueltas a la realidad post vacacional cargadas de dudas.

Yo escogí este camino de trabajar como autónoma por mis circunstancias y porque necesitaba probarme como profesional. Con este artículo no te estoy diciendo que tú hagas lo mismo. Sólo te cuento mi historia por si te puede ser de utilidad en tu proceso de búsqueda.

?? Consejos si te puedes permitir un periodo de reflexión

  • Si tienes paro o ahorros quizá sea el momento de reflexión que estabas buscando.
  • Fórmate en algo que te haga crecer como profesional. Es el dinero mejor invertido.
  • Hacer deporte viene muy bien y te da energía mental para poder con todo. Para mi es esencial a día de hoy (y antes no lo era!)
  • Piensa a lo grande. Luego analiza tus oportunidades reales y haz un mapa mental de la situación.
  • Analiza las ofertas y adapta tu cv y propuesta de valor.
  • Habla con profesionales que tengas en estima. Yo busqué inmediatamente a Carlos Penalva, quien me dió excelentes consejos, contactos y un chute de energía impresionante. Un mentor es un tesoro.
  • Habla con tu entorno, sin desesperaciones, cuenta lo sucedido y busca sinergia. Entre tu gente próxima puede estar tu primera oportunidad. Yo hablé con Alejandro Herrero tomando una copa y resultó ser co- founder de una agencia chulísima con la que he estado trabajando en proyectos increíbles.

Sin postureo

Mi realidad es que de las pocas ofertas suculentas a las que puedo presentarme para tantear mi posible atractivo como candidata, no me llaman de ninguna. Es lógico, porque me apunto desde LinkedIn, donde tengo todo orientado a mi perfil freelance.

No soy una candidata top, tengo 40 años, muchas idas y venidas en el currículum. He estudiado bellas artes y luego un máster de negocio. No tengo inglés profesional. ¡Me paso el día en LinkedIn!

marca personal trabajo septiembre

Pero en este último año no he parado de trabajar, he adquirido mucha experiencia, nuevos skills, algunos galones que me hacían falta, he trabajado con mucha gente estupenda, he iniciado proyectos, he abandonado proyectos, he pasado muchísimas horas escribiendo frente al ordenador. Y sobre todo, he conseguido que no me despidan otro verano y avanzar en mi carrera profesional.

Por eso, a tí que me lees desesperanzado, sabiendo que lo que viene por delante va a ser duro, que sientes esa vulnerabilidad que da el perder tu empleo, que miras la cuenta bancaria con miedo, que rondas los 40 y sabes que tienes que jugar tus cartas bien y rápido. O a ti, que ya sabes lo que quieres, pero necesitas esa oportunidad para coger experiencia y optar a un buen empleo. A ti, quiero decirte, que te entiendo. Que lo he pasado y que nadie sabe lo duro que es hasta que no le toca. Suerte y por ello.

 

 

Despertad, marcas dormidas

Ya nadie discute que las redes sociales son algo cotidiano y que no es posible pasar de largo ante ellas. Pero es ingente el número de empresas con enfoques completamente anticuados y eso es un lastre, tanto para las compañías como para los profesionales.

He escuchado multitud de veces lo de “Facebook es una estafa”, “Estos sólo quieren hacer negocio”, “eso no vale para nada”… Y cuando he empezado a preguntar “¿qué estrategia estás siguiendo?”, “¿cuál es tu objetivo?”, “¿cómo has invertido ese dinero?” las respuestas han arrojado suficiente luz para que el interlocutor se pare en seco.

Normalmente a estas personas les digo que si quieres jugar al fútbol con tus propias reglas es probable que el resto del equipo o el entrenador o el árbitro te echen del campo de juego.

No es posible jugar al juego social sin entenderlo, por mucho que Facebook quiera hacer creer a las pymes y pequeños emprendedores online que este partido es coser y cantar.

Otra de las cosas que me suelo encontrar es que alguien que monta un pequeño negocio y quiere empezar a darle bombo en redes, no tiene siquiera un perfil de usuario. No entiende conceptos cómo contenido, alcance, publicación, etc. No entiende las diferencias entre usuario y página. No tiene, en definitiva, un recorrido como usuario de redes sociales. En algunas ocasiones esto puede hacer que el proyecto se vea comprometido porque se requiere de un tiempo para entender qué está pasando, qué es lo que hay que hacer. Lógicamente un empresario que gasta presupuesto en estos servicios quiere entender y saber qué va a pasar con su dinero.

He ayudado a muchas pequeñas (pequeñísimas marcas) a empezar y sólo unas pocas han sabido continuar su camino. Y es una pena, porque en alguna de esas creaciones he puesto un amor especial. Cada marca que nace es una historia bonita que puede ser contada.

Marcas, marquitas que pueden llegar a ser y que una empobrecida y corto- placista mentalidad empresarial no saben ver en toda su dimensión.

Las marcas pequeñas están dormidas. Es increíble lo diferente que se ve el mundo social media cuando trabajas en agencias con grandes cuentas y cuando trabajas como asesor freelance o en agencia pequeña. Los ritmos son distintos y los objetivos, también. ¿El principal escollo? Los presupuestos y especialmente, la mentalidad.

Sin tratar de generalizar, ya que hay de todo y sería absurdo por mi parte tratar de pensar en un escenario general, creo que hay mucho trabajo por hacer.

Las marcas españolas tienen que espabilarse. Hacer una revisión profunda de su comunicación desde sus inicios hasta el día de hoy. Apostar por el verdadero storytelling que ya han abrazado las empresas americanas y centro europeas. Dar valor a lo que los usuarios demandan. Transformar su “aquí estoy yo, mira cómo molo” y trabajar en pos de “Hola, qué tal. Cómo puedo ayudarte?

Hace unos meses se desataba la polémica con el desafortunado artículo en El País, del periodista Antonio Navalón, Millennials: Dueños de la nada. La sensación que me daba el artículo era la de alguien tan poseído por su visión de la realidad que ha perdido del todo la capacidad de ver. Alguien arrogante que no se ha molestado en conocer de cerca lo que critica. Porque para criticar hay que conocer y para conocer hay que tener interés.

Leí en LinkedIn la opinión de un director creativo que me pareció muy acertada: “Hay que conocer incluso lo que no te gusta. Porque si no, envejeces”

Queridas marcas, ya sois viejas. Si queréis rejuvenecer, habrá que tener curiosidad y ganas de cambio. A por ello.

Las mandarinas del abuelo

Casualidades

Nunca dejará de sorprenderme la serendipia. Ni siquiera conocía esta palabra hasta hace poco y es curioso, porque casi toda mi vida profesional ha girado en torno a fabulosas casualidades.

Conocí a Elisenda  en un cumpleaños infantil al que habían invitado a nuestros respectivos hijos y el flechazo fue mutuo. Esta increíble mujer catalana tiene tres hijos muy pequeños y una pasión tremenda por todo lo que desarrolla. Me contó que tenía unas tierras que había heredado de su familia. Están en Tortosa, provincia de Tarragona. Y allí cultivan, desde que las heredó su abuelo en los años 50, las mejores mandarinas que existen.

 

Quería testear el producto en Facebook y crear una marca, ya tenía una página web medio hecha y unos diseños corporativos de etiqueta. Quedamos en hablar esa misma semana.

Una historia emocionante

La razón por la que decidí colaborar con ella fue porque el storytelling que intuía en aquel proyecto era una maravilla. Me envió fotos antiguas de las tierras y de los abuelos Franquet. Me fascinó por completo. Podía adivinar que si me hacía caso, si verdaderamente decidía seguir el camino bravebrand, aquello era un productazo.

Elisenda confió en mi criterio y me dejó trabajar desde abajo, cogiendo aquella historia y desarrollando un pequeño relato de marca en el que hacíamos partícipe al lector, buscando su reinterpretación. Queríamos que pudieran oler y sentir estas mandarinas, recordar la infancia, volver a esos recuerdos que todos tenemos asociados al olor de la fruta, los abrazos infantiles y los rayos de sol rozando en la cara. Creamos la historia del pasado y la del presente, la historia de los herederos del abuelo Franquet.

 

Trabajamos los contenidos en esta parte y definimos en paralelo las fotos que iban a lanzar el producto en Facebook. También optimizamos la experiencia de usuario en la web, priorizando la historia sobre la compra directa.

La fruta de verdad

Los resultados fueron espectaculares. Hicimos un calendario de 5 posts con una promoción super simple de interacción y segmentado a capitales de España. Tal como me imaginaba el engagement fue increíble, lo que permitió abaratar el gasto y redirigir mucho tráfico a la web. La historia realmente caló y fue emocionante leer los comentarios en los que la gente compartía sus historias de infancia y los recuerdos en torno al olor de la buena fruta, la fruta de verdad.

Este proyecto ejemplifica a la perfección que hoy en día el storytelling puede ser un activo de venta poderoso. Un valor diferencial que puede hacer destacar un producto nuevo de entre la inmensa cantidad de mensajes que se superponen a diario en la red.

Se sigue infravalorando la capacidad de la generación de historias en el branding como herramienta para el marketing, por su supuesta incapacidad de ser medido. Pero estoy segura de que la campaña de las Mandarinas del abuelo no hubiera rendido tanto con un presupuesto tan ajustado si se hubiera utilizado una creatividad típica, en la que no se apelara a los sentidos, a las historias de familia y la honestidad de lo que es auténtico.

 

Fakeba

Fantástico M.

Conocí a M. mucho tiempo atrás por una colaboración extra laboral. La manera en que contactamos fue muy curiosa. Me escribió por Facebook a través de Bea C. y quedamos en una cafetería de Pintor Rosales para hablar de música, ilustraciones y camisetas. Puede que te interese conocer más acerca de esta historia y de Bea C. en este enlace.

Bastante tiempo después me contactó de nuevo, esta vez para hablar de trabajo. Quedamos en el mismo sitio de la vez anterior, una tarde lluviosa de septiembre.

M. era único. Un personaje alucinante que había vivido la Movida madrileña, la ascensión de la música electrónica, la cultura de club y los cambios en la industria musical sin perder un estilo punki y audaz. Tenía grandes anécdotas para contar y una risa contagiosa que soltaba en grandes risotadas.

La reina

Fakeba era una artista senegalesa con cierta fama en su país. Cantaba en wolof, su lengua materna y era toda una belleza. Tenía poco más de veinte años, apenas hablaba francés y nada de inglés. Era un diamante en bruto.

El objetivo del proyecto era un gran reto y yo me sentía preparada. Manuel me eligió porque sabía que yo tenía experiencia y contactos en el ámbito del ocio nocturno y la música electrónica. Le gustaba mi estilo en redes desde siempre y según él tenía que ser yo.

Se trataba de hacerla famosa en su país y traerla a Europa para alcanzar la fama internacional. El formato era la creación de una súper diva del electro pop, que cantaría en festivales de música electrónica y serviría como artista estrella en el lanzamiento de un sello discográfico internacional.

El equipo tenía base en Senegal, Madrid y Nueva York. Había mucha financiación y poca prisa, aunque sí unos objetivos marcados y las cosas muy claras. Empezamos a trabajar.

Cuando pude ver la primera tanda de material con las fotos y música de Fakeba me quedé enamorada de la belleza natural de esta mujer joven, hermosa y distinta. Bajo esta inspiración sincera, escribí un texto de presentación para la página de Facebook y las notas de prensa que se iban a lanzar.

Conseguimos crear un storytelling poderoso en torno a Fakeba y sus raíces, de la diferencia radical de esta mujer con otras divas estereotipadas. Este texto junto a sus fotos en primer plano se convirtieron en los primeros posts de la página de Facebook.

Primera fase

Mi rol en el proyecto era dirigir el área social media y digital. Empezamos por plantear un timing por fases para el primer trimestre. Los hitos principales venían marcados por los lanzamientos de remixes de las canciones del primer disco de Fakeba, que se lanzaba en las principales plataformas como Spotify, Itunes o Amazon, en las primeras semanas de diciembre.

El primer disco ya estaba editado y había remezclas de artistas europeos del circuito de la electrónica más puntera. Había que hacer una estrategia de redes con promoción constante y foco en países de los que yo conocía poco o nada. Fui planteando preguntas y ajustando cada día la estrategia con Manuel y el equipo de Senegal. Entre otras cosas nos asesoraron con la segmentación geográfica y nos aconsejaron que segmentáramos sólo a hombres, por razones sociales de desigualdad de acceso a la información. Estos datos sin duda, fueron esenciales en la optimización de las campañas posteriores.

She likes

Ella gustaba muchísimo. Todos los días hacíamos un post que tenía alcances imposibles y cientos de comentarios y likes. Hicimos campañas en Facebook para obtener likes y posts promocionados con resultados rápidos y presupuestos ajustados y muy optimizados.

En paralelo, el sello de Fakeba empezó a organizar desde Senegal un festival de música electrónica con artistas europeos consagrados. Algo totalmente nuevo e inaudito en el país. La expectación era tremenda y tuvo apoyo institucional y soporte de las principales cadenas y periódicos del país. Fue una jugada de marketing nivel superior ya que suponía la actuación en primicia de la artista senegalesa Fakeba.

Creamos una página en Facebook para el festival con promoción constante y empezó a crecer rápidamente. Entraban también muchos fans en orgánico. Ahora teníamos artistas interactuando con las tres páginas, que se retroalimentaban una a la otra: Artista, sello, festival. WOW

Tercera fase

Cuando ya teníamos varios posts con medias de entre cinco y seis mil likes, empezamos a segmentar también en las principales ciudades de Europa. Madrid, Barcelona, Berlín, Londres, Roma. El disco y los remixes ya estaban lanzados, la comunidad era fiel y en aumento, quedaba poco para el festival… parecía que todo estaba funcionando.

Tras el festival Manuel me llamó y me dijo que habían decidido optar por los servicios de una agencia, necesitaban un servicio más completo y con total disponibilidad.

Te voy a ser muy sincera. Podría mentir o decir que fue otro motivo, pero fue así. A veces estas cosas pasan y hay que ser profesional y dejarlo sin más. Aunque el esfuerzo realizado queda sin recompensa.

No he vuelto a ver a M. y tampoco he seguido la trayectoria de Fakeba. Sólo sé que la última vez que entré en su página de Facebook tenía muchos miles de fans y el texto de información seguía siendo el que escribí yo.