Marketing digital WTF

marketing digital

El marketing digital es sinónimo de palabrejas, siglas y términos que en la mayoría de las ocasiones no tienen demasiada lógica para el neófito. Si te entra dolor de tripa cada vez que escuchas CTR, CTA, CPC, CPM o similar, sigue leyendo, porque te lo voy a explicar para dummies.

Trabajé en una agencia de marketing digital con clientes de pequeña y mediana empresa. El servicio que ofrecía era muy concreto y en general, funcionaba. Se hacía una web muy sencilla con un blog y se posicionaba a base de campañas SEM y contenido SEO. 

Un día nos visitó a la oficina uno de los clientes, el dueño de una empresa de limpieza. Mi compañero se encargaba de la estrategia de publicidad en Google y comentó con alegría que el CTR de las campañas había aumentado. 

La cara del CEO era un poema, revolviéndose en la silla y tirando de las mangas de su impoluta chaqueta. “Yo no sé si tengo eso que dices, pero no estoy recibiendo todas las peticiones de clientes que quisiera”.

Y así es. El que tu campaña tenga un promedio de clicks interesante y a buen precio no significa siempre que tu cliente esté facturando más. Hay una brecha entre el marketing digital, lo que entiende y recibe el cliente y lo que hace finalmente el usuario. 

Marketing digital para PYMES

Es una realidad. La mayoría de pequeñas y medianas empresas (no pienses en empresas con poca facturación, porque te estarías equivocando) necesitan a día de hoy marketing digital. El problema es que no saben para qué lo necesitan.

Lo cierto es que resulta muy difícil para ciertos negocios crecer si no dan con un buen asesor, profesional en el equipo o directivo avispado que les guíe. Crecer en negocio en otras zonas geográficas, vender on line, generar notoriedad para convertirse en una marca visible, son algunos de los retos a los que se enfrentan estas empresas sin llegar a entender que no se consigue de una sóla vez y en un sólo sentido. 

Sin querer convertir este post en un corta pega de autores clásicos del marketing, me permito reseñarte a Philip Kotler, considerado uno de los padres del marketing moderno. 

Este caballero con pinta de oficinista clásico nos regala perlas teóricas que se han convertido en la base de manifiesto de las grandes compañías de la era digital. 

 

Philip Kotler, conceptos inspiradores para entender el marketing moderno

El Marketing no es el arte de encontrar modos ingeniosos para exhibir lo que haces. El Marketing es el arte de crear genuino valor ante tus clientes, y ayudarlos a mejorar. Las palabras clave del Marketing son Calidad, servicio y valor.

👉 De aquí quédate con esto. Hablar de que tu producto es el mejor, con los mejores profesionales y las mejores ofertas no vale si quieres ir en serio. Así de simple.

La mejor publicidad la constituyen los clientes satisfechos.

🧐 ¿Te suena el término viral? Normalmente lo asociamos a ese video de gatitos que acumula cien millones de likes. En realidad, lo interesante aquí del término es que cuando un producto o servicio se viraliza es normalmente porque da en el clavo. Piensa en Uber, AirBnB o Facebook. La clave de su éxito fueron los propios usuarios. La viralidad es en mi opinión, el motor de tracción más potente con el que cuenta el marketing actual.

Es más importante hacer lo que es estratégicamente correcto, que lo que es inmediatamente rentable.

💪 CLAVE. En marketing digital aún más. Los movimientos magistrales en el negocio digital (como en todas las áreas de la vida) necesitan un tiempo. Con este ejemplo lo vas a entender bien. Si tu posicionamiento web es en muebles para tiendas, pero quieres hacer un viraje de negocio hacia tiendas de lujo y captar desde tu web a este tipo de clientes ¿Crees que lo conseguirás en un mes cambiando dos fotos y pagando a Google? Saca tus propias conclusiones.

Sólo hay una estrategia ganadora: definir cuidadosamente el mercado objetivo y dirigir hacia ese mercado una oferta superior.

🙌 Uff, uff. Hay tanto que decir aquí que me envalentono. ¿Qué estrategia seguirás? ¿Ser el más barato o ser el mejor? A partir de aquí, si decides ser el mejor, tienes que ponerte las pilas. Pensar en tu producto, tu propuesta de valor y sobre todas las cosas, pensar en tu cliente. Aquí enlazamos directamente con la potencia que nos dan la segmentación y los datos para entender el comportamiento del usuario y poder entender las tendencias del mercado.

Las compañías pobres ignoran a sus competidores, las compañías promedio imitan a sus competidores, y las compañías ganadoras guían a sus competidores.

😹 Así es. La mediocridad es un mal de nuestra sociedad que se materializa en la falta de valentía y creatividad de muchas marcas. Las marcas que de verdad se están moviendo en la dirección correcta son en general capaces de expresar sus valores e historia a través de su marketing. Si quieres ser irrelevante copia a tu competencia. 

Marketing de palabrejas

Ahora que ya estamos calentitos y entendemos que el marketing actual (me parece un poco absurdo separarlo de forma tan radical entre digital y no digital) no son todo siglas. Ahora que ya podemos entender un poco mejor que los conceptos clave no difieren mucho de lo tradicional, es decir, vender bien a quien está interesado en tu producto, podemos seguir avanzando. 

Las palabras en inglés, los acrónimos y toda la terminología que rodea el marketing digital es relativamente simple. Creo que es mucho más importante entender cómo llegamos a tener que emplear todos estos palabros. 

Es decir, la mayoría de esos términos que repatean a los profanos, son puntos de medición de acciones que se han ejecutado precisamente para eso, para poder medirlas. (Los famosos KPI´S o Key performance indicators).

 ⚡️ Vayamos al ejemplo que te accionará mentalmente para entenderlo. 

Si quieres lanzar tu producto en digital, lo más normal es que, en primer lugar, evalúes si tu producto encaja con los clientes a los que te enfocas. Para ello, preparas un anuncio en redes sociales (Facebook e Instagram) y lo promocionas a tus clientes potenciales. ¿Qué te hará saber si ese anuncio ha funcionado o no? Medir el alcance del anuncio y su interacción con los usuarios en el recorrido digital marcado.

Y para poder medir esa interacción tenemos diferentes vías como son el número de personas que han visto el anuncio, han clicado en él para visitar la página web o han hecho cualquier otra acción con nuestro contenido. 

Lo más normal es que con este anuncio esperes vender mucho. Pero la realidad es que no consigues más que unos datos confusos y ninguna venta. Esta es la lectura si tu punto de medición es VENDER en el primer anuncio. Pero ¿qué pasa si tu objetivo inicial es saber si tu producto gusta? Hay menos presión ¿verdad? 

Mira cómo cambia la cosa si la lectura de tu anuncio es:

  • Cuatrocientos mil usuarios de un público objetivo de un millón han visto la marca
  • Ciento cincuenta mil han visitado tu web
  • Setenta mil lo han vuelto a hacer en la semana siguiente

Gran parte del trabajo de un buen marketer es establecer hipótesis de mercado, validar estas ideas con datos y generar líneas de acción estratégicas a corto, medio y largo plazo.

Muy bien, pero WTF?

Si, si, ya sé que te había prometido explicarte un montón de términos #ddt (dolor de tripa). 

Pero por mi propia experiencia sé que este tema es muy pesado y lo más normal con mis alumnos es que cuando llego aquí empiecen a mirar a todos lados o incluso bostezar. 

Por eso y porque quiero verte la cara, te invito a mi próximo webinar WTF el jueves 20 de mayo a las 20h. Puedes entrar directamente en la reunión con este enlace a Google meet y te contaré muchas cosas que te hagan amar el marketing digital como lo hago yo. Te espero!!