Mapa estratégico, cómo crearlo desde cero

mapa estrategico portada

Un mapa estratégico es la pieza maestra en la gestión de un negocio digital. Es la brújula en la que podemos leer dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos. Dibuja una visión en el tiempo y las etapas que miden el éxito.

El mapa estratégico está siempre en la cabeza de un emprendedor, pero ¿qué pasa cuando ese mapa necesita ser traducido, compartido y ampliado?. Pues que al igual que ocurre con la calidad de una traducción de un idioma a otro, necesitaremos tener un idioma común que permita a todos los stakeholders entender el plan.

En la mayoría de las empresas sucede lo mismo. Se detectan ineficiencias, problemas de proceso, carencias, objetivos nuevos, realidades de mercado nuevas. Lo que ayer funcionaba hoy se queda estancado y muchas de las líneas de acción que se inician con muchas ilusiones, se quedan estancadas porque no se sabe cómo continuar ese proceso de cambio o mejora anhelado.

Mapa de estrategia, Big process map

Un mapa estratégico sirve para saber dónde estás, dónde está tu destino y el mejor camino para llegar cuanto antes. Si aplicamos esto en un gran proyecto digital o a la creación de un producto, podemos entrever el valor de este mapa para guiarnos en la toma de decisiones.

Un mapa de este tipo puede servir en cualquier momento, para cualquier área y en cualquier tipo de negocio. 

 

 

Para empezar a trabajar en tu mapa estratégico, tienes que situar un punto de inicio (situación actual y problema detectado) y otro de llegada (la solución a ese problema) que te acerca a tu gran objetivo de negocio/ ventas/ marketing/ posicionamiento, etc.

El objetivo es entender el problema, diseñar la solución y planificar las fases para acometer las tareas necesarias en su ejecución.

🍰 Proyecto Cumple: Un ejemplo para entender cómo crear el punto de inicio y llegada del mapa

Hay un ejemplo muy bueno que todos podemos entender. Imagina que tienes un gran proyecto entre manos: planificar y ejecutar la fiesta de cumpleaños de tu hijo o hija. 

✖️El punto de inicio es que no tienes nada preparado y hay muchísimas tareas que te agobian sin haber empezado.

✖️ El punto de llegada es tu objetivo: el gran día, cuando toda la familia y amigos se reúnan en torno a la tarta. 

✔️ El gran objetivo que quieres alcanzar es que tu hijo/a se sienta increíblemente feliz y la fiesta sea un éxito. Se trata de un objetivo grande, impreciso y que conlleva muchas variables. El desenlace del proceso te parece difuso y difícil de alcanzar.

📢 Pero ¿qué pasa si analizamos cada parte y la situamos en una línea de tiempo? Seguramente podamos despejar la madeja de interrogantes y empezar a definir líneas de acción mucho más concretas.

Definir fases con sus correspondientes tareas, nos permite dividir el objetivo y poder acometerlo con más eficiencia.

 

mapa estrategico pc

 

Reajustar el mapa de estrategia iterando en ciclos

Iterar significa básicamente aprender e incorporar esa curva de aprendizaje a la manera de funcionar. Siempre supone un plus, un nivel más amplio de conocimiento que aporta mayor agilidad en el proceso.

Si seguimos con el ejemplo del Proyecto Cumple, comprendemos que tras el día de la celebración podemos hacer un repaso de todo lo aprendido. El próximo año tendremos más información precisa sobre cómo actuar, de qué forma organizarnos. Sabremos dónde hacen la mejor tarta, qué amigos llamar primero, quién se ocupa de qué porque lo hace mejor que nadie.

Iteraremos ciertas tareas del año pasado que entendimos iban mal encaminadas (quedar en tal o cual sitio con mal servicio o aparcamiento, las manías de unos u otros invitados, la comodidad de hacerlo así o asá). Seremos más eficientes, nos costará menos planificar y sobre todo, estaremos más seguros a lo largo de todo el proceso. 

Si aplicamos esta lógica en un proyecto empresarial de crecimiento tecnológico  podemos establecer paralelismos sorprendentes.

Un mapa estratégico nos sitúa y ayuda en la lectura del éxito hacia el objetivo.

Cuando establecemos fases hasta llegar al objetivo, estamos realmente planificando de una forma precisa qué tenemos que hacer y cómo repartir las tareas de forma priorizada. Si cerramos cada fase con un listado de features concreto, podemos saber que estamos completando cada fase de la forma planeada. 

También podemos analizar lo aprendido en cada tarea y en cada fase e iterar en la línea de éxito que vayamos definiendo. De hecho, la clave es tener un pensamiento centrado en el aprendizaje continuo y en la adquisición de conocimiento que haga posible nuevas vías para llegar antes a destino.

Cada fase implica a la siguiente, porque ninguna de las tareas son independientes y suele comprometer a otras tareas o subtareas.

El mapa nos ayuda continuamente a reajustar la visión del gran objetivo a largo, medio y corto plazo , en función de los resultados obtenidos en cada fase. 

 

 

Mapa estratégico en el tiempo

Ahora que ya empezamos a manejar el concepto de trabajar completando fases y alcanzar conocimiento para iterar, podemos analizar cuánto nos hemos acercado a los objetivos a corto, medio y largo plazo. A partir de este análisis, podemos reajustar tareas y prioridades, aplicando un nuevo enfoque adquirido a partir de la experiencia empírica. 

En esta parte, debemos ser capaces de analizar los Kpi´s (Key performance indicators) o  puntos de medición que hayamos definido previamente. 

Esos datos no tienen porqué ser de ninguna forma definida. Puedes crearlos de manera que sirvan a tu propósito de aprendizaje. En el caso del Proyecto Cumple, los indicadores de éxito combinarán muchos factores y no todos serán netamente cuantificables. Un análisis lo más completo posible y desde distintos prismas (invitados, padres, amigos, niños, vecinos, etc) nos darán la lectura precisa acerca de si la fiesta ha sido genial de manera compartida.Y a partir de ahí, tendremos nuevas vías para iterar y reajustar de cara al objetivo a largo plazo del año que viene.

Casos de uso reales del mapa estratégico

A partir de este esquema de planificación, he podido trabajar de una forma mucho más precisa en los últimos proyectos en los que he participado. Algunos ejemplos de uso bastante dispares han sido:

  • Situación de proyecto, alineamiento de equipos
  • Diseño de nuevos flujos de trabajo y reparto de tareas
  • Plan de negocio y líneas estratégicas a corto, medio y largo plazo
  • Redefinición de producto digital (app móvil)
  • Diseño de estrategias de contenido
  • Diseño de estrategia digital 
  • Service Design de producto
  • Redefinición de modelos de negocio
  • Definición de un mvp (producto mínimo viable) tecnológico 
  • Definición de un mvp de marketing

 

 

También he comprobado que trabajar de forma metodológica produce un efecto casi inmediato en los equipos. Los principales beneficios que he podido experimentar son:

  • Un alto grado de entendimiento 
  • Desbloqueo de fricciones internas
  • Almacenamiento organizado y accesible de la información compartida
  • Tareas claras que se van ejecutando 
  • Alto grado de éxito en las entregas porque todos han estado involucrados en la definición y diseño de la solución aportada.
  • Mejora de la comunicación entre todos los implicados en el proyecto.
  • Reuniones en remoto más productivas
  • Menos tiempo en la ejecución
  • Pocos cambios del cliente
  • Mejora de la entrega al cliente.

Conclusiones

Trabajar con procesos de diseño estratégico va más allá de hacer una web o implementar un nuevo software. Y desde luego, la innovación ya no se trata de plasmar ideas unidireccionales cliente- desarrollador sino que hay todo un mosaico de posibilidades que debes confiar a los equipos cualificados. 

No estoy tratando de venderte ninguna moto, te estoy intentando trasladar que este sistema funciona. Si eres un cliente, (y has llegado hasta aquí! Gracias!), te alegrará saber que hay formas de trabajo que están ayudando e innovando en la forma en que puedes crecer tecnológicamente de una forma eficiente y rodeado de profesionales honestos.

Si eres un profesional, ya conocerás mucho de lo hablo y me encantará saber tu opinión al respecto y tu experiencia si utilizas estas herramientas en tus proyectos.

🙏 Thankful & Respect

Quiero cerrar el post agradeciendo a Álvaro Bódalo su trabajo, inspiración, constante creatividad y ganas de compartir conmigo esta manera de trabajar. He visto de primera mano cómo genera entornos remotos de trabajo absolutamente operativos e inspirados gracias a este tipo de dinámicas y metodología. Sólo puedo agradecerle su generosidad y predisposición a compartirlo conmigo y resto de profesionales que nos estamos interesando por él y su método Matacapa (cada vez somos más) . Respect!