Cómo emprender a lo pobre

Emprender sin pasta no es fácil. Por eso, comparto contigo mis tips de estos meses de emprendimiento en los que, de momento, he conseguido no arruinarme.

No sé tú, pero yo no tengo pasta. Quiero decir pasta suficiente para que me de igual perder cinco mil euros, por ejemplo. Reconozco sin complejos que cada euro que ingreso en la cuenta me lo gano ayudando a alguien con su marketing.  Y que la Pandemia ha hecho de las suyas en mi economía, también lo reconozco abiertamente. 

Lo que está claro es que con un sueldo de community venida a más que tenía en 2018 no avanzaba.  

De acuerdo. Hacerme autónoma no es emprender, pero es lo que hice en su momento cuando me despidieron y os aseguro que es una putada. Tenía una deuda adquirida con Hacienda (¡¡madre mía, no tenía ni idea!!) de mi anterior aventura freelance. Tardé meses en arreglarlo y me costó mucho alcanzar una buena facturación como para que aquello compensara.  

Si piensas que ser autónoma de la noche a la mañana sin un solo cliente y hacerme paso no es emprender, no sigas leyendo.

Tuve la suerte de forjar buenas alianzas que me impulsaron hasta llegar a presupuestos jugosos mientras crecía profesionalmente (Gracias Alex, Carlos P., América Q, Elisenda F. y algunos clientes más). Pero pasé muchas noches en vela pensando en pasta. Y eso activó en mí la idea de que tal vez, sólo tal vez, podría emprender. Pero ¿Cómo se emprende sin pasta? 

Emprender en dating cuando empieza una Pandemia

Empecé a emprender en serio en marzo del año pasado un post en Linkedin de una startup que unía dos cosas en las que había estado trabajando por un tiempo. Ocio nocturno y apps. El efecto interés vino porque le sumaban el tema dating y yo veía un nicho interesante en la ecuación apps + planes + dating 

Los chicos que habían montado la app eran super jóvenes. Quedamos en un evento de The Power MBA y la verdad es que nos entendimos bien desde el primer momento. Pero me veía un poco abuela Cebolleta a su lado. Ahora lo pienso en retrospectiva y me digo “Zule estás muy loca”. Pero, hay que seguir las corazonadas y en este caso no creo que me equivocara.  Ellos tenían el empuje que hace falta y yo más experiencia, que también es necesaria. 

A las pocas semanas y tras arrancar con muchas ganas, llegó la Pandemia. Cierre de todo y todos a casa. Imaginaos como afectó esto al mercado de las apps de citas. Nosotros lo vimos como una oportunidad para rehacer estrategia, crear una buena campaña en redes sociales y activar a los usuarios en el chat, el único sitio donde podían hacer algo para conocer gente nueva. 

emprender_02

Así iniciamos meses de videollamadas, pruebas, inmersión en el diseño de producto, en el lean startup, en growth… fue un viaje apasionante donde aprendimos y nos reímos bastante, para qué negarlo. Trabajamos bien y capeamos semanas de trabajo sesudo encerrados en casa.  

🤙 Cosas que hicieron que me uniera al proyecto 

  • Una hipótesis de producto al que había dado vueltas anteriormente 
  • Experiencia previa en proyectos y sectores similares  
  • Un equipo joven que me pareció muy potente 
  • Un inversor y mentor en firme dentro del proyecto 
  • Una mentalidad 100% startup 

🤑 Por qué no me arruiné en el proyecto 

  • Había financiación, por lo que mi equity era en trabajo 
  • Trabajamos en mvps muy medidos que nos permitieron estirar mucho el presupuesto 
  • Conocía el modelo de negocio por lo que la estrategia fue muy dirigida 
  • A pesar de haber posibles rondas, abandoné por otros proyectos cuando ya no me pareció rentable seguir invirtiendo tanto esfuerzo humano.  

No puse ni un solo euro en este proyecto y gané experiencia, amigos, partners y conocimientos.

 

emprender

Cómo emprender a lo pobre 

Creo que para poder emprender y no arruinarse, lo más importante es tener buenos conocimientos de aquello en lo que vayas a emprender. Quiero decir que en este momento de mi vida no podría invertir mi esfuerzo en nada que no tenga un componente 100% digital, ya que es lo que sé hacer.  Aprender otra cosa implica una curva de aprendizaje y eso ya resta valor al emprendimiento.  

Veo continuamente a gente emprender en digital pensando que puede trasladar sus conocimientos de otros ámbitos a modelos de negocio digitales. Y es un error. Yo no puedo llevar un hotel o un restaurante aunque quiera si no me formo mínimamente en áreas relevantes para la gestión de ese tipo de negocio. Sería incapaz de llevar una tienda de bicis o un supermercado, por poner un ejemplo, porque no tengo ni idea de bicis o alimentación.

¿Qué os hace pensar, emprendedores de cualquier sector, que podéis emprender en digital sin tener ni idea? 

Normalmente el camino es inverso a como debería ser y ves estudiando a CEOS de empresas que no entienden qué es un CPC o un CAC. No queremos oír hablar de agile o lean o palabrejas técnicas que no se entienden.  Cuando gracias a estas metodologías podemos emprender sin arruinarnos, y hasta fracasar con estilo. Esto deriva en falta de foco estratégico y mucha dificultad para priorizar objetivos, tareas y por tanto, liderar al equipo hacia el éxito.  

emprender_04

Sobrepasados por toda la carga de trabajo que no saben sacar porque no tienen herramientas para gestionarlo o delegarlo, estos emprendedores empiezan a dar palos de ciego. Tratan de engordar todo a base de marketing que insufla métricas que no son reales. La realidad es que están quemando los cartuchos a lo loco.  

El problema es que nos desinflamos al entender que TODO en marketing digital son palabrejas, análisis, mediciones, hipótesis, metodología.

¿Y al final de la historia qué es lo que pasa? Que se gasta en inversiones suicidas, en campañas random con gastos no controlados, en adquisiciones de clientes que llegan a una app mal hecha, webs sin sentido, falta de experiencia de usuario, poco aprovechamiento de la automatización…

 En definitiva, y os aseguro que lo he visto y vivido, el empresario quema todo el dinero sin conseguir objetivos. Acaba con su pasta, con las rondas y con la confianza del inversor. El mercado no acepta el producto y no hay market fitEl emprendedor se arruina sin haber conseguido nada por una falta de rigor y metodología en marketing digital.

Mis tips verdad de la buena  

Te dejo un decálogo de lo que he aprendido de mi propia experiencia como emprendedora digital y acompañando a directivos y CEOs en la gestión de su marketing digital: 

  • Lee y relee The Lean Startup de Eric Rhies. 
  • Busca socios que te den vidilla y sean personas TOP. 
  • Que tu equipo contenga perfiles complementarios.
  • Trabaja con productos mínimos como landings o social media. 
  • Busca soluciones tecnológicas sencillas. 
  • Busca modelos de negocio sencillos y rentables.
  • Piensa en usuarios/ propuesta de valor. Sé user centric y no product centric. 
  • Busca la creatividad y la comunidad como fuente de growth. 
  • Intenta encontrar tracción viral en tus productos

👉 Contacta conmigo para hacer un Business Inception que te ponga en forma-) 

Pd: Todavía no he conseguido que me llueva la pasta gracias a emprender. Pero lo seguiremos intentando 🙂