Cinco cosas que he aprendido en un año de Pandemia

emprender en pandemia

Supongo que todos hemos procesado cambios en esta etapa de Pandemia que no esperábamos. Por mi parte, he superado algunas inseguridades a base de duro esfuerzo y he aprendido a manejar mejor mis habilidades. Me gustaría compartir contigo las cosas útiles que he aprendido en estos catorce meses tan raros. Primero te lo cuento a un nivel más general y en la segunda parte, voy a tips más concretos.

Escribir en Pandemia

El 14 de marzo de 2020 tuve una conversación inédita. Mi interlocutor me preguntaba si yo había creado alguna vez contenido para una pandemia. En aquel momento le respondí que no (no viene al caso el total absurdo y descoloque que me causó tal pregunta). A día de hoy te puedo responder que sí. He creado contenido para una Pandemia global. 

Mi cliente principal en aquel momento era una empresa de fabricación de mobiliario retail. Una fábrica que había visitado un par de meses antes. Habían paralizado las máquinas, mandado al personal a casa, congelado todos los pedidos de una facturación con varias cifras. 

La primera cosa que aprendí en la Pandemia fue a escribir palabras que pudieran comunicar que esta situación era igual para todos. Escribí un post en nombre del director general y he de decir, que me costó encontrar la forma de hacerlo.

En esas primeras semanas, me permití el lujo de escribir cosas muy personales en mi blog y compartirlas en LinkedIn y con amigos y familiares. Curiosamente y sin pretenderlo, tuve muchísimos comentarios y lecturas de los posts. Me hizo mucha ilusión que conectara con los sentimientos que estaban viviendo otras personas.

Ser freelance en Pandemia

En las primeras semanas de encierro tuve contactos de lo más diverso. Mandé varios presupuestos de los que nunca tuve respuesta. Me reuní en videollamada con gente que estaba igual de descolocada que yo. Me uní a algunos de los mil webinars que se organizaron. Todo fue una locura general.

Un día me contactó Juanmi, el CEO de una app que necesitaba a alguien que enfocara la estrategia de redes sociales de su startup. Era un equipo estupendo de perfiles senior que habían decidido emprender en paralelo a sus trabajos, tras pasar por un máster. 

La segunda cosa que aprendí en Pandemia es que puedes unirte a un equipo en remoto, hacer tu trabajo y marcharte sin haberles llegado a conocer en persona. 

emprender en pandemia

Creo que es lo más positivo que saco de una situación que poco de positivo puede tener. Como freelance pasaba mucho tiempo en el coche para veinte minutos útiles de reunión con el cliente. Y después, al volver a casa, me quedaba todo el trabajo por ejecutar. En depende qué momento, esto me ha hecho llegar al límite por tener que desdoblarme entre ejecutiva de cuentas y todo lo demás. 

Poder desarrollarme cien por cien remoto, ha sido muy positivo para mi día a día en algunos aspectos, a pesar de perder el contacto humano con los clientes. Aunque, sin que suene a autoventa, todo el #metodozulesan está pensado para generar relación y confianza con el cliente incluso en remoto. 

Emprender en Pandemia

He emprendido cuatro proyectos en remoto en catorce meses. Cada uno con una particularidad diferente que me ha dado mucho a nivel profesional. Si algo me ha dado la pandemia, es perder el miedo a intentar las cosas y crearme mis propias oportunidades. 

Si te digo la verdad, aún estoy filtrando y aposentando todo lo aprendido de esta aventura emprendedora. Han sido muchos conocimientos y skills adquiridos aceleradamente. He cumplido misiones distintas, pero si hay algo destacable, es la cantidad de gente que he ido conociendo gracias a cada proyecto. ¡No puedo contarlas con las dos manos, mucha gente!

La tercera cosa que he aprendido es que, para mí, emprender no es ganar dinero. Es retarme continuamente a hacer las cosas distinto y que salga bien. Y eso, a veces, es bastante complicado.

Si, bastante complicado. Romper el status quo, inspirar a los demás a que se pueden hacer más cosas y mejores, aunque al principio nadie lo entienda. Innovar es eso, y lo puedes hacer escribiendo una entrevista en un blog como nadie lo hace, diseñando una app que haga agradable lo desagradable, definiendo contenidos y branding que sean atrevidos, valientes y creativos. 

La cuarta cosa que he aprendido es que el equipo es todo y tu visión tiene que estar alineada a tu equipo. Esto lo dicen todos los libros y gurús de emprendimiento y yo, gracias a haberlo saboreado para bien y para mal, te aseguro que es cierto.

emprender en pandemia

Dirigir en Pandemia

Esta semana se ha cumplido un año desde que me subí a un tren ardiendo a 200 Km por hora llamado Vicious Magazine. Sentí que era la oportunidad que había esperado toda mi vida. Pero, en el fondo, sabía que también me exigía dejar todo de lado, ya que era un proyecto monstruoso.

Me tiré tres meses hablando con personas, explicando la nueva visión, gestionando un montón de problemas, respondiendo mails. Había que dar unidad a un equipo completamente desconexionado, con una nueva dirección, nuevo enfoque a todos los niveles, en un sector descolocado, anulado y por último, casi muerto.

Me siento orgullosa de muchas cosas que hemos logrado, aunque me haya descolgado finalmente del proyecto. Creo que mi misión real era encaminarlo en un momento de crisis para que pueda tener un futuro. Por mi parte, me ha dado la enorme oportunidad que buscaba. Dirigir a un montón de gente en la más absoluta niebla. No había camino, era una nada absoluta. Y crear contenido, tracción, ilusión y muchísimo, muchísimo alcance.

La quinta cosa que he aprendido es que la experiencia es un grado y si no te dan una oportunidad, la puedes crear. Yo quería probarme como líder y en estos meses, he visto mi mejor y peor cara. Ese conocimiento que me llevo es vital para seguir creciendo y mejorando con mayor confianza como profesional.

Mis tips de estos meses de Pandemia

Si te has leído toda esta historia, te mereces algo jugoso para terminar. Estos son algunos consejos accionables que he aprendido estos meses:

🤙 La importancia de las herramientas de gestión. Me refiero a un método de trabajo en remoto con el equipo para ir como un reloj suizo. Ponerse de acuerdo en los canales y formatos de comunicación e intercambio de la información es vital. Además de Trello o Asana, te recomiendo probar ClickUp si gestionas equipos grandes con muchas tareas o subtareas. Mejor pocas y bien, que un sinsentido de apps que nadie usa.

☝️ He perdido el miedo al networking. Me he hecho una crack de la videollamada. Hago un networking super útil a todos los niveles. Voy conociendo gente de todos lados interesante y genial. Si de verdad quieres estar abierto a nuevas oportunidades, este es el super skill. Pagaba MeetFox porque lo tengo integrado en mi web, pero me he pasado a Calendly, versión free.

👊 Todo es la actitud en el liderazgo. El proceso personal en estos meses (igual te pasa a ti también) me ha llevado a mirarme al espejo y aceptar miedos y limitaciones. Para crecer como profesional, primero hay que crecer como persona. Te recomiendo leer “El poder del ahora” si buscas un espacio para el crecimiento espiritual.

🙏 He dejado de tener miedo. Y es para tenerlo. Cada mes es una aventura que acaba bien aunque podría acabar de pena. Simplemente, he dejado de pensar en negativo y me he lanzado por completo a pensar en positivo. No es rollito Mr. Wonderful. Es que o lo hago así o no lo hago. Aquí no tengo tip ni enlace para darte. Aunque te confieso que cada mañana, me tomo diez minutos con el primer café para enfocarme en el día, asumiendo que ni puedo controlarlo todo, ni me cierro a la creatividad de lo que pueda pasar. Y oye, funciona.

Por cerrar, y como dice mi prima Irene, esto ha sido una prueba de fuego para todos. Todavía no sabemos qué va a pasar, pero estoy segura de que seguiremos hacia adelante.