El marketer honesto

marketer_honesto_cabecera

Algunos marketers fardan de resultados y casos de éxito, otros de tener los funnels más grandes, los hay que son muy técnicos y otros más creativos. El caso es que no hay un perfil concreto de marketer perfecto, sino que sería una suma de distintos profesionales y skills. ¿Me acompañas a darle una pensada a este tema?

Hace unos días, reflexionaba desde la playa, a partir de un post de mi querido Oswaldo Solá. En la publicación preguntaba cuál era el super skill del buen marketer. Me parece una gran pregunta que da para más de una línea y ya aquí en casa, frente al ordenador, quiero poner orden (o desorden creativo) en mis ideas. 

Mi respuesta salió sola y es que creo que el marketing es tan extenso hoy en día que hay muchos tipos de marketer. Mi visión del dream team ideal, es una suma de perfiles mixtos (junior y senior) que se complementan entre sí para crear el super marketer

He trabajado con gente muy buena y cada una tenía una cualidad especial, un súper valor. Siempre me ha gustado resaltarlo de manera explícita a mis compañeros de equipo, ya que me he encontrado con profesionales muy válidos y especializados que se auto hacían genéricos. (Esta standarización de los perfiles afecta al rendimiento del departamento, en el que no se tiene claro quien hace qué, ya hablaremos de esto en otro post).

Si eres bueno en escribir y no tanto en métricas, hay sitio para ti. Si se te dan super bien los números y la calculadora con Excel, genial, no hace falta que seas un hacha de la edición de vídeo. El perfil todoterreno siempre tendrá un punto de especialización y ahí está tu super poder de marketer.

😏 El marketing del siglo XXI es flexible y admite profesionales de muy diferentes formaciones para distintas áreas y tipos de mercados.

El marketer honesto

Comenté con mi pareja este tema y le salió la respuesta (a mi juicio) correcta. El super skill de un buen marketer es la honestidad. Es la cualidad aplicable a cualquier profesión obviamente, pero es que por desgracia, en esta profesión abundan los vendehumos y los que se aprovechan del desconocimiento de las nuevas herramientas del marketing. No hace falta que diga cuánto daño está haciendo esto al sector. 

Y no necesariamente porque te quieran vender humo, sino porque no se puede estandarizar la receta en el marketing digital. Es verdad que existen unas leyes y variables que se repiten, pero si somos de verdad honestos, a veces la misma fórmula no funciona para todos los productos. Y esto en el caso del pequeño emprendedor puede ser un drama. He visto campañas (no gestionadas por mí, ojo) en las que se han gastado los dos mil euros que decidían si se mantenía el proyecto o se cerraba. 

Cuando no entendemos la dimensión humana de lo que hacemos, corremos el riesgo de convertirnos en viralizadores del mensaje “el marketing digital no es más que humo” o “invertir en eso no vale para nada”.

Por eso, creo que tenemos que ser honestos con nosotros mismos y con nuestro cliente. Decir lo que no se quiere oír a jefes y partners, ha sido una de las constantes en mi trayectoria. Y por desgracia, mis hipótesis (basadas en la experiencia) han solido cumplirse en su escenario más negativo. Mi honestidad me ha costado muy cara y más de una vez, pero también ha sido valorada por muchos otros.

La honestidad en marketing debe ser integral. Los que trabajamos en digital, tenemos el deber como pioneros de ser evangelizadores para nuestros clientes. Es vital para el sector que enseñemos a medir resultados y expectativas sobre lo que puede y no puede hacerse en digital business.

marketer_honesto_int

Mi funnel es más largo

Si hay una palabra del marketing que todo el mundo repite, sin llegar a entender bien, es funnel. La idea errónea de que puedes crear modelos de negocio de éxito creando esos famosos funnels o embudos de ventas, me parece una de las principales lacras que persigue a esta profesión en la actualidad. 

Este tipo de marketing se aplica alegremente en la venta de cursos online, en programas de liderazgo, de gestión del tiempo, de crecimiento personal, de trafficker… y se componen de un curioso mix de técnicas tradicionales de venta (descuentos, ofertas, cupones, clases gratis, pocas plazas, etc) y campañas digitales bien dirigidas, para después desplegar un abanico de mails automatizados que pretenden hacerte avanzar por el funnel, convenciendote de la necesidad de ese curso/producto.

Lo mejor es que esto vende. Y “hace creer a la gente” que montarse un funnel es fácil y que cualquiera puede vender en Internet. Y esto nos hace un flaco favor a todos. Porque el funnel lo montas, pero te vas a encontrar bastante perdido en la mayoría de los aspectos. Vas a darte cuenta de que intervienen muchos otros factores en el desarrollo de un funnel, que vienen del resto de elementos aportados en la estrategia.

En resumen, seamos honestos de hasta donde llegamos con una formación. Está claro que hay gente muy avispada que con un curso rápido coge las cosas al vuelo y se pone a invertir. Pero crear negocios digitales requiere de conocimientos digitales profundos, que las formaciones (como puede ser #metodoZulesan) no pueden cubrir por completo. 

 😇 Formar al cliente para que sepa apreciar valor al trabajo, que entienda objetivos y expectativas, que lea las métricas y sepa de qué le estás hablando para tomar decisiones ágiles. No convertirlos en profesionales del marketing digital, que para eso ya estamos nosotros.

Mis marketers top

Al principio te he dicho que el profesional de marketing debe reunir muchas cualidades, pero no tiene por qué ser excelente en todas ellas. He hecho una lista de marketers con los que he trabajado, colaborado o que me han inspirado para que veas qué disparidad de skills y qué top son en sus distintas áreas de experiencia.

 Ana Gutierrez Arias

Ana tiene un MBA de los de verdad y habla chino. No te digo más. Es una profesional del marketing muy enfocada a la dirección de proyectos con grandes cuentas publicitarias. Organizada, detallista de las de verdad, pendiente de todo, muy cercana y sencilla para trabajar en el día a día. Sabe de lo que habla, está al día de todas las tendencias social media para incorporarlas en real time. Aporta al creativo ideas y sugerencias, pero sabe que su trabajo está con el negocio y los resultados. Su marketing es de excell y producción, gestiona cadenas de mails en las que te perderías, tiene una capacidad ejecutiva que sabe a marketing del bueno. Ella lo sabe, que yo querría tenerla en mi equipo si o si.

Pablo Rodriguez Fuente

Pablo me pareció muy pequeño cuando lo conocí (o a mí muy mayor, también puede ser) y fíjate que no para de sorprenderme por su ambición y trabajo duro. Un marketer de los que hacen cuentas de cabeza y abren treinta pestañas de datos sin parpadear. Pablo es emprendedor y le pone corazón al asunto, pero tiene mucha cabeza fría para analizar el negocio y cómo hacerlo crecer con campañas digitales. Un digital manager analítico con interés por lo técnico y las posibilidades  inmensas del marketing digital. En resumen, un crack.

Bernardo Pacheco Duarte

Bernardo me hizo en una videollamada, el mejor análisis de métricas web que he visto. Me dió dos vueltas a la cabeza con mi estrategia de venta de Vicious y encima, es que es un tío genial. Me ha ayudado con modelos de negocio, es un vendedor marketer con una intuición increíble para la visión de mercados. Pero es que además, es un tío sensacional. Estoy deseando conocerle en persona y tomarme una caña con él, me parto. Bernardo es el director de marketing que todos queremos en nuestra compañía, sin más.

Pau Gallinat

Pau es growth hacker, pero de los de verdad. Este hombre es funnel en estado puro, pero cuando encima, tienes la suerte de que te toque en un sorteo una mentoría con él dices… WOW. Llevo siguiendo en LinkedIn a Pau mucho tiempo, he aprendido bastantes cosas gracias a él. Pero en serio, estuvimos hora y media analizando zulesan.com y mi modelo de negocio, mis planes, mi marca, contenidos. Realmente inspirador y genial este Pau. Tengo dos o tres ases guardados en la manga, fruto de ese mentoring. Pau, te hago la ola!

Zineb Layachi

Zineb tiene una mente analítica y creativa, es una dama del marketing, por su sonrisa y elegancia en todo lo que hace. Es mentora de startups y analiza procesos en los que intervienen usuario y producto para lanzarlos al mercado. Nos conocimos tras mucho tiempo siguiéndonos y cayéndonos genial a través de comments y posts. Pero cuando hablé con ella por videollamada salieron chispas! Se mueve en un mercado internacional vibrante y emprendedor y gracias a ella, me lancé a un test de satisfacción con mis alumnos y clientes. No os imagináis la de cosas, datos e intuiciones geniales que han venido a partir de este experimento. Zineb you are an inspiration for marketers!

Para terminar, es importante que tanto profesionales como directivos entendamos que el marketing actual requiere de conocimientos que antes no hacían falta. Si te sientes desactualizado y crees que debes ponerte al día, quizá te venga bien seguir a todos estos profesionales del marketing super honestos. ¡Seguro que aprendes muchísimo de ellos!

 

Cómo uso yo Miro para trabajar

Miro_portada

Miro me ha cambiado la vida y no es broma. Justo antes de la pandemia, mi pareja me presentó esta herramienta online que ha venido a sustituir varios de los programas que usaba a diario. Yo utilizo aproximadamente un diez por ciento del total de cosas que ofrece, pero te aseguro que merece la pena pagar los veinte dólares mensuales. Te cuento cómo uso yo Miro para trabajar cien por cien remoto. 

Miro es un software online que se define como un tablero digital para la colaboración entre equipos. Dicho en cristiano, es una pared en blanco donde escribir con un rotulador flujos de usuario, diseñar productos con post its, esclarecer modelos de negocio, extraer insights en un proceso creativo… desde la parte más estratégica de un proyecto, hasta el análisis técnico y sesudo. Miro te vale para todo eso y más.

Fundada en 2011 con el nombre de Real Time on board,  fue tras conseguir financiación a lo grande cuando se centraron en hacer un buen naming (Real Time On board no es nada pegadizo verdad?). La idea inicial era básicamente igual, pero le han sabido dar una gran capa de chapa y pintura que hace que tras probarla, no puedas vivir sin esta herramienta. 

Para qué tipo de proyectos sirve Miro 

Miro es una herramienta súper versátil que tiene sentido cuando estás familiarizado con procesos de desarrollo de ideas y diseño de producto a diferentes niveles. 

Está muy pensada para equipos que se mueven entre tecnología y diseño, pero también para procesos creativos como los que sustentan la creación de marcas o de contenidos.

Para mí, lo más sobresaliente en este aspecto es, por un lado, la posibilidad de crear cosas de manera infinita a lo largo de la pantalla. Y por otro, la integración de toda la experiencia con los post it y las flechas que permiten unir ideas de manera visual. Cuando unes flechas es como hacer clack en tu registro mental de cosas a tener en cuenta.

Al tratarse de una gran pizarra, tienes la libertad de moverte a lo loco en lluvias de ideas o centrarte en páginas (lo que llama frames) para ir cerrando un documento o entregable. Aunque lo mejor es que lo compruebes por tí mismo, ya que incluye muchísimas plantillas crack que yo no suelo aprovechar. De hecho, están sabiamente repartidas por funciones como Meetings & Workshops, Brainstorming & Ideation, Agile flows, etc

Yo la estoy utilizando para:

  • Formar en remoto con #metodoZulesan
  • Trabajar en remoto en procesos de toma de requerimientos de un proyecto.
  • Procesos de mentoría o consultoría.
  • Aclarar mis propias ideas en procesos complejos, simplificando las cosas en un formato visual, como por ejemplo, un copy web.
  • En formato presencial para trasladar post it de una pared a un tablero digital que puedo compartir con el equipo.
  • Para crear documentos largos y con mucha maquetación y exportarlos en PDF a super calidad.

 

miro_app
Imágenes tomadas en https://miro.com/blog

Déjame contarte con algo más de detalle estos procesos de trabajo por si te puede ser útil a ti 👇

Miro para procesos de branding

Miro viene genial cuando el objetivo es extraer información relevante para crear elementos de branding. En este tipo de proyectos, hay muchas ideas en el aire, pero ninguna acaba de tener un sentido completo. Por un lado está lo que quiere el cliente, por otro está lo que realmente tiene y la mayoría de las veces nada coincide con lo que opina el profesional:D

Mi solución para esto consiste en analizar por mi cuenta qué hay y construir preguntas que consigan hacérselo ver al cliente. Para materializarlo Miro es genial, porque diseñas tus plantillas y las vas rellenando creando post it con la información que responde a las preguntas.

Sólo he podido hacer este proceso de dinámicas en presencial una vez, antes de quedarnos en casa y fue con el equipo de FaceDate. Pusimos los pos it en la pared con buena letra en mayúscula. Después hicimos fotos y las subimos a la herramienta con la función Stickies Capture, trasladando todo el trabajo a un tablero de toma de decisiones compartido.

Gracias a ese trabajo pudimos en remoto seguir trabajando en la creación de la marca y el usuario ideal. Veo ahora en retrospectiva aquella última reunión en una sala del que solía ser mi coworking y creo firmemente que fue decisiva. 

Miro para hacer calendarios de contenido

Está mal que te lo diga, pero si sigues el #metodozulesan a rajatabla, Miro funciona genial para crear, diseñar y organizar el calendario de contenidos de redes sociales del mes. De hecho, te confieso que yo no lo hago y así me va, no consigo planificar bien el contenido, me tiro una semana sin publicar y avanzo super despacio. 

El caso es que con mis clientes no fallo y es porque tengo todo el contenido preparado. Te voy a contar en una lista cómo lo hago.

  1. Me hago un calendario cutre con cajas y diseño precario. 
  2. Distribuyo las categorías que tengo ya creadas en la fase de estrategia
  3. Hago un research muy amplio y me hago una carpeta de fotos de Unsplash
  4. Cojo capturas de pantalla de las fotos (porque la descarga pesa mucho y así voy más ágil. Al final, con el calendario aprobado por el cliente, preparo los arte finales optimizados para Instagram)
  5. Hago diseños muy sencillos con las herramientas de Miro para post en Instagram.
  6. Voy colocando cada foto o diseño en el calendario cutre inicial
  7. En paralelo hago un timeline con cada foto y las voy moviendo hasta que me convence visualmente y por orden de los contenidos.
  8. Cuando me convence, asigno un texto a cada imagen y listo!

 👉 Recuerda: La función Stickies Capture te permite trasladar tu tablero de ideas físico a un tablero digital en la nube. Sólo tienes que hacer letra mayúscula clara y bien definida y hacer unas fotografías.

Miro

Miro para presentaciones top

La verdad es que en la época de Vicious Magazine he hecho las mejores presentaciones de mi vida. He trabajado codo con codo con mi pareja, que es un Dios total del inestimable e infravalorado valor de una buena presentación. Le he visto usar muchas herramientas en estos años y Miro me parece muy completa. 

Para el mundo teletrabajo es genial y muy ágil, una especie de Power Point todo integrado. 

Si quieres hacer presentaciones en formato descargable tienes que trabajar en modo presentación, es decir, creando un frame correlativo al otro. Si no trabajas así, el pdf te sale sin orden o se deja cosas fuera. Esto es importante, sobre todo si es una presentación larga.

Ten en cuenta la elección del frame. Te da varias opciones preconfiguradas en cuadrado, apaisado, móvil, tablet, etc y la opción de libre formato. Si lo vas a descargar como documento, te recomiendo utilizar el de browser

👁 Sólo si pagas suscripción mensual puedes descargar documentos en formato pdf a alta resolución. Yo pago por este motivo, pero también por la comodidad de hacer tantos tableros como quieras. 

Pros y contras de Miro

Creo que ya os ha quedado claro que la herramienta es chula. Quiero también contaros que está super bien integrada con el resto de aplicaciones top cool que hay ahora mismo, podéis echar un vistazo aquí los que seáis más freak de ese tema. 

Como factor negativo, diría que no es muy intuitiva si no estás familiarizado con determinadas maneras de trabajar, realmente no vale para todo el mundo.

Tampoco consigo extraer buenos pantallazos y queda un poco cutre de calidad cuando lo subo al WordPress. Aunque es muy probable que sea cosa mía porque es lo típico que hago mal 😹

Lo cierto es que Miro me ha hecho crecer como profesional, es mi nueva herramienta de trabajo y en un mundo cada vez más en remoto, me encanta que haya gente trabajando por ahí, perfeccionando un software pensado para gente como yo.

Pd: No me pagan, ni saben quien soy. Pero creo que las cosas buenas y las buenas ideas siempre hay que compartirlas 🤓

Se me olvidaba contaros cómo lo uso en los webinars! Pero ya me da pereza, si crees que te interesa dime algo 🤙

Miro.com

El precio de una interacción

interacción en estrategias digitales

La interacción es como llamamos en redes sociales a que un usuario nos de un like, comente o comparta nuestro contenido. Depende en qué despachos no se le da demasiado valor porque la ley del marketing digital dice que no vende. Pero yo no estoy de acuerdo. Te explico cómo la uso yo para hacer growth barato y de calidad. 

Es muy habitual que cuando un cliente o alumno llega a mis manos me diga que no convierte desde la web o desde sus redes sociales. Y es lo normal. Yo cada día tengo más claro que vender en digital es igual de difícil que vender en el cara a cara de toda la vida. 

Los que te digan que se montan ocho funnels y se van debajo de una palmera a beber tequilas te está mintiendo. Es verdad que eso es posible, pero en general, te vas a encontrar con empresas o profesionales que sufren lo suyo para vender online. 

Intentar entrar al mercado sin que nadie te conozca es difícil. Pero hacerlo con poco presupuesto es casi imposible. Cuando nadie te conoce ni te ha invitado a la fiesta, suele ser reacio a dejarte entrar. Esto quiere decir: ¿Cómo pretendes vender si nadie te conoce ni entiende tu valor?

Cuando nadie te entiende 

Esto que te acabo de explicar es aún más importante cuando estás lanzando un producto nuevo. Puede ser un producto, un servicio, una app, una plataforma. El caso es que si tu propuesta de valor es nueva y apunta a un mercado desconocido, es más difícil de entrada que te compren. 

Imagina el famoso caso de Airbnb. Los tíos se gastaron todo el crédito que pudieron reunir y no conseguían convertir. Estaban arruinados y a punto de dejarlo, cuando ficharon por una lanzadera desde la que cambiaron el mundo de los viajes. Tenían algo entre manos tan disruptor que les costó que los usuarios lo entendieran y completaran el formulario.

Si bien este caso épico del emprendedor que casi fracasa me desvía de lo que te quiero contar, lo saco a colación porque hasta Airbnb tuvo sus problemillas para hacerse entender al principio.

Interacción y awareness

Vale, hasta los grandes han tenido que ir buscando cómo comunicar su propuesta de valor innovadora al mercado. Y a partir de esa propuesta, sustentado en esos highlights (lo siento, pero no encuentro una traducción buena de este concepto en castellano), es donde empieza a fraguarse el branding. La imagen, el tono de comunicación. Y tirando de ese delicado hilo, vamos tejiendo los canales y los contenidos que los harán crecer.

Y cuando tenemos esas perlas insertadas en el maravilloso collar que es un producto digital, empezamos a poder salir al mundo. Y comienza ese precioso despertar que es la fase de awareness. Un momento muy especial en la vida de cualquier compañía que quiere entrar en un mercado desconocido con un producto que nadie entiende.

👉 En este artículo te cuento el caso completo de AirbnB y otras compañías que perseveraron en la idea inicial

interacción estrategias

Growth y Early adopter

En The Power MBA estudiamos el interesante caso de cómo BlaBlaCar se centró en un problema muy específico de un grupo de población muy específico para hacer growth en su fase inicial.

Identificaron al segmento de usuarios que iba a entender antes la propuesta y que estaría dispuesto a probar el producto. 

Este usuario que está esperando en el mercado tu propuesta porque soluciona su problema se llama early adopter. Y juega un papel muy importante para lanzar tu producto cuando nadie te conoce y tienes que hacer awareness, es decir, cuando tu objetivo es que te conozcan, te entiendan, te usen y en última instancia, te recomienden. 

📌 El caso de Airbnb fue igual y clave para su posterior éxito. Identificaron a su early adopter en el millenial del centro de New York. Y se ciñeron a este usuario ideal para terminar de dar forma a su producto y propuesta de valor. 

Segmentar a tu público para crear funnels

Ahora que ya tienes claro tu branding, producto, propuesta de valor y early adopter es hora de crear tu público para hacer campañas en social media y digital.

Todo el trabajo que has ido haciendo para entender tu propuesta y cliente, ha dado como resultado una curva de aprendizaje de a quién te diriges y con qué. Y esto es la materia prima para segmentar públicos. 

A partir de tu segmentación de público inicial podrás ir creciendo en visibilidad en un segmento concreto de mercado. Es decir, podrás hacer una estimación de tu público objetivo y pagar a Facebook por lanzar tu contenido a esos usuarios. Si lanzas de manera continuada impactos de tu marca a este segmento y la respuesta es reiteradamente positiva, podrás completar la fase de awareness en un corto- medio plazo para empezar a tantear la conversión. 

📝 Para crear funnels, sólo tienes que crear un nuevo segmento de público y empezar a impactar con tu marca como has hecho con el anterior. La clave está en alimentar cada segmento con contenido adaptado a su fase de awareness o conocimiento acerca de tu producto/ servicio.

El precio de la interacción

Cuando llegas a una fiesta en la que no conoces a casi nadie ¿cómo actúas? ¿Te presentas soltando un discurso de principio a fin? ¿O buscas la ocasión y tratas de caer bien siendo tú mismo?.

La interacción es algo así como llegar elegantemente a una fiesta y caer bien a todo el mundo. Te permite ser esa persona de la que todos quedan prendados y quieren saber más. Para mí es lo contrario de querer convertir a toda costa, avasallando a todo el mundo con mi venta fría. A esos invitados nadie les vuelve a invitar a la fiesta. No sé tú, pero prefiero hacer marketing lento y elegante que rápido y vulgar. 

La interacción es extremadamente útil cuando quieres entrar en el mercado en una primera fase de awareness. Presentas tu marca, tu contenido y propuesta sin pretender vender, obteniendo impactos, reconocimiento y validación de producto.

Lo más interesante del tema es que son promociones con presupuestos muy, muy pequeños. Es posible conseguir alcances enormes a precios de risa que oscilan entre 0,001 y 0,006 céntimos de euro. Este coste en relación al alcance ofrece posibilidades muy interesantes. Y en presupuestos super mega ultra ajustados como los míos te aseguro que funciona y optimiza los resultados.-)

📝 Si tenemos en cuenta que una interacción (like, comentar o compartir) va mucho más allá de un simple impacto con el usuario, empezamos a entender que el precio de una interacción es algo muy importante en una estrategia de lanzamiento al mercado o penetración de nuevos nichos. 

interacción estrategias digitales

La interacción es estratégica

La estrategia digital a interacción es la solución para ir despacio y con buena letra. Es la opción si emprendes a lo pobre como hago yo (es decir, sin músculo financiero que te sustente más allá de tus propias posibilidades en cada momento). 

Déjame hacerte un listado de por qué me gusta tanto:

  • Te permite actuar en perfil bajo. Si la cagas nadie se da cuenta y puedes rectificar
  • Crea comunidad ya que no irrumpes queriendo vender sino diciendo Eh! Hola!
  • Te permite aprender e iterar tu propuesta de producto/ creativa
  • Siempre obtienes, ya que aunque no vendas estás creando marca y posicionamiento en el mercado
  • Afianzas tus hipótesis a través de la interacción de tu cliente objetivo
  • Introduces usuarios en la parte superior de tu funnel sin pagar realmente por adquisición de usuarios
  • Consigues tráfico web cualificado sin pagar clicks a Facebook o Instagram, utilizando adecuadamente los objetivos publicitarios paid media
  • Pagas precios muy pequeños y vas haciendo social growth coherente y de calidad
  • Creas marcas a largo plazo con un propósito y un por qué

💟Por qué interacción

Te voy a confesar que creo tanto en esta estrategia que voy a muerte con ella. He creado todo un método en torno a hablar con el usuario en las redes sociales, escuchar de verdad y dejar el autobombo. Ofrecer calidad y humanidad digital.

Sé que es lenta, que es ambiciosa, que no vende de entrada, pero sé que es la correcta. 

¿Quieres crear una marca valiente, honesta, elegante, de valor, disruptora y que mole todo? Pues te recomiendo dominar la interacción usando #metodozulesan  

 

Cinco cosas que he aprendido en un año de Pandemia

emprender en pandemia

Supongo que todos hemos procesado cambios en esta etapa de Pandemia que no esperábamos. Por mi parte, he superado algunas inseguridades a base de duro esfuerzo y he aprendido a manejar mejor mis habilidades. Me gustaría compartir contigo las cosas útiles que he aprendido en estos catorce meses tan raros. Primero te lo cuento a un nivel más general y en la segunda parte, voy a tips más concretos.

Escribir en Pandemia

El 14 de marzo de 2020 tuve una conversación inédita. Mi interlocutor me preguntaba si yo había creado alguna vez contenido para una pandemia. En aquel momento le respondí que no (no viene al caso el total absurdo y descoloque que me causó tal pregunta). A día de hoy te puedo responder que sí. He creado contenido para una Pandemia global. 

Mi cliente principal en aquel momento era una empresa de fabricación de mobiliario retail. Una fábrica que había visitado un par de meses antes. Habían paralizado las máquinas, mandado al personal a casa, congelado todos los pedidos de una facturación con varias cifras. 

La primera cosa que aprendí en la Pandemia fue a escribir palabras que pudieran comunicar que esta situación era igual para todos. Escribí un post en nombre del director general y he de decir, que me costó encontrar la forma de hacerlo.

En esas primeras semanas, me permití el lujo de escribir cosas muy personales en mi blog y compartirlas en LinkedIn y con amigos y familiares. Curiosamente y sin pretenderlo, tuve muchísimos comentarios y lecturas de los posts. Me hizo mucha ilusión que conectara con los sentimientos que estaban viviendo otras personas.

Ser freelance en Pandemia

En las primeras semanas de encierro tuve contactos de lo más diverso. Mandé varios presupuestos de los que nunca tuve respuesta. Me reuní en videollamada con gente que estaba igual de descolocada que yo. Me uní a algunos de los mil webinars que se organizaron. Todo fue una locura general.

Un día me contactó Juanmi, el CEO de una app que necesitaba a alguien que enfocara la estrategia de redes sociales de su startup. Era un equipo estupendo de perfiles senior que habían decidido emprender en paralelo a sus trabajos, tras pasar por un máster. 

La segunda cosa que aprendí en Pandemia es que puedes unirte a un equipo en remoto, hacer tu trabajo y marcharte sin haberles llegado a conocer en persona. 

emprender en pandemia

Creo que es lo más positivo que saco de una situación que poco de positivo puede tener. Como freelance pasaba mucho tiempo en el coche para veinte minutos útiles de reunión con el cliente. Y después, al volver a casa, me quedaba todo el trabajo por ejecutar. En depende qué momento, esto me ha hecho llegar al límite por tener que desdoblarme entre ejecutiva de cuentas y todo lo demás. 

Poder desarrollarme cien por cien remoto, ha sido muy positivo para mi día a día en algunos aspectos, a pesar de perder el contacto humano con los clientes. Aunque, sin que suene a autoventa, todo el #metodozulesan está pensado para generar relación y confianza con el cliente incluso en remoto. 

Emprender en Pandemia

He emprendido cuatro proyectos en remoto en catorce meses. Cada uno con una particularidad diferente que me ha dado mucho a nivel profesional. Si algo me ha dado la pandemia, es perder el miedo a intentar las cosas y crearme mis propias oportunidades. 

Si te digo la verdad, aún estoy filtrando y aposentando todo lo aprendido de esta aventura emprendedora. Han sido muchos conocimientos y skills adquiridos aceleradamente. He cumplido misiones distintas, pero si hay algo destacable, es la cantidad de gente que he ido conociendo gracias a cada proyecto. ¡No puedo contarlas con las dos manos, mucha gente!

La tercera cosa que he aprendido es que, para mí, emprender no es ganar dinero. Es retarme continuamente a hacer las cosas distinto y que salga bien. Y eso, a veces, es bastante complicado.

Si, bastante complicado. Romper el status quo, inspirar a los demás a que se pueden hacer más cosas y mejores, aunque al principio nadie lo entienda. Innovar es eso, y lo puedes hacer escribiendo una entrevista en un blog como nadie lo hace, diseñando una app que haga agradable lo desagradable, definiendo contenidos y branding que sean atrevidos, valientes y creativos. 

La cuarta cosa que he aprendido es que el equipo es todo y tu visión tiene que estar alineada a tu equipo. Esto lo dicen todos los libros y gurús de emprendimiento y yo, gracias a haberlo saboreado para bien y para mal, te aseguro que es cierto.

emprender en pandemia

Dirigir en Pandemia

Esta semana se ha cumplido un año desde que me subí a un tren ardiendo a 200 Km por hora llamado Vicious Magazine. Sentí que era la oportunidad que había esperado toda mi vida. Pero, en el fondo, sabía que también me exigía dejar todo de lado, ya que era un proyecto monstruoso.

Me tiré tres meses hablando con personas, explicando la nueva visión, gestionando un montón de problemas, respondiendo mails. Había que dar unidad a un equipo completamente desconexionado, con una nueva dirección, nuevo enfoque a todos los niveles, en un sector descolocado, anulado y por último, casi muerto.

Me siento orgullosa de muchas cosas que hemos logrado, aunque me haya descolgado finalmente del proyecto. Creo que mi misión real era encaminarlo en un momento de crisis para que pueda tener un futuro. Por mi parte, me ha dado la enorme oportunidad que buscaba. Dirigir a un montón de gente en la más absoluta niebla. No había camino, era una nada absoluta. Y crear contenido, tracción, ilusión y muchísimo, muchísimo alcance.

La quinta cosa que he aprendido es que la experiencia es un grado y si no te dan una oportunidad, la puedes crear. Yo quería probarme como líder y en estos meses, he visto mi mejor y peor cara. Ese conocimiento que me llevo es vital para seguir creciendo y mejorando con mayor confianza como profesional.

Mis tips de estos meses de Pandemia

Si te has leído toda esta historia, te mereces algo jugoso para terminar. Estos son algunos consejos accionables que he aprendido estos meses:

🤙 La importancia de las herramientas de gestión. Me refiero a un método de trabajo en remoto con el equipo para ir como un reloj suizo. Ponerse de acuerdo en los canales y formatos de comunicación e intercambio de la información es vital. Además de Trello o Asana, te recomiendo probar ClickUp si gestionas equipos grandes con muchas tareas o subtareas. Mejor pocas y bien, que un sinsentido de apps que nadie usa.

☝️ He perdido el miedo al networking. Me he hecho una crack de la videollamada. Hago un networking super útil a todos los niveles. Voy conociendo gente de todos lados interesante y genial. Si de verdad quieres estar abierto a nuevas oportunidades, este es el super skill. Pagaba MeetFox porque lo tengo integrado en mi web, pero me he pasado a Calendly, versión free.

👊 Todo es la actitud en el liderazgo. El proceso personal en estos meses (igual te pasa a ti también) me ha llevado a mirarme al espejo y aceptar miedos y limitaciones. Para crecer como profesional, primero hay que crecer como persona. Te recomiendo leer “El poder del ahora” si buscas un espacio para el crecimiento espiritual.

🙏 He dejado de tener miedo. Y es para tenerlo. Cada mes es una aventura que acaba bien aunque podría acabar de pena. Simplemente, he dejado de pensar en negativo y me he lanzado por completo a pensar en positivo. No es rollito Mr. Wonderful. Es que o lo hago así o no lo hago. Aquí no tengo tip ni enlace para darte. Aunque te confieso que cada mañana, me tomo diez minutos con el primer café para enfocarme en el día, asumiendo que ni puedo controlarlo todo, ni me cierro a la creatividad de lo que pueda pasar. Y oye, funciona.

Por cerrar, y como dice mi prima Irene, esto ha sido una prueba de fuego para todos. Todavía no sabemos qué va a pasar, pero estoy segura de que seguiremos hacia adelante.

 

Cómo es trabajar con método Zulesan

Cabecera metodo zulesan

Te cuento resumido en qué consiste trabajar con método Zulesan y por qué es una transformación digital que empieza en tus redes sociales y llega hasta tu estrategia de negocio.

En estos años trabajando he conocido todo tipo de clientes y empresas de diferentes tamaños. La mayoría de las veces, me he encontrado con necesidades similares, aunque pudieran parecer proyectos muy diferentes. Enfocarse en lo digital e incorporarlo a la cultura de la empresa.

Esta tarea, que muchas veces empieza con el encargo de arrancar o potenciar las redes sociales, es en realidad un proceso mucho más complejo, que tiene más que ver con el negocio y la estrategia que con la comunicación creativa.

A partir de toda mi experiencia fue cómo empecé a crear el método. Intentando dar solución a las distintas necesidades de los clientes que me he ido encontrando por el camino. El #metodozulesan sirve para formar a los clientes en herramientas digitales de gestión, generando dinámicas de creación conjunta donde el proceso de consultoría aporte una verdadera transformación y por último, ofreciendo servicios de agencia digital para llevar a cabo las tareas de producción que se necesite ejecutar. 

¿Por dónde se empieza con esto?

Empezamos por el principio, que es conocernos virtualmente agendando media hora de videollamada conmigo para contarme lo que necesitas y orientarte en el tipo de servicio que puedo ofrecerte. 👍 Agenda conmigo aquí

Zule San

Si además, descargas el #metodozulesan y le echas un vistazo vas a poder entender mucho mejor mi propuesta de valor. 👉 Puedes descargarlo aquí

Zule San

Estas son las formas en las que podemos colaborar

✔️ Quiero aprender a gestionar de forma autónoma mis redes sociales con una formación personalizada con el #metodozulesan 🕑 Tendremos 6 horas de formación online en formato videollamada, repartido en dos sesiones de 3 horas. Trabajaremos tu proyecto con el #metodozulesan en tres pasos:  Marca, contenido, promoción.

✔️ Necesito enfocar mis métricas de marketing digital con una sesión de Business Inception. 🕟 Para completar una consultoría de negocio digital, tenemos por delante 4 horas repartidas en dos sesiones de dos horas. Haremos dinámicas de design thinking que nos permitan entender tu problema y crear la solución. 

✔️ Quiero que me lleves mis redes sociales, contenidos o campañas digitales. 🕚 Si quieres que lleve tus redes sociales, tendrás que hacer una consultoría inicial de dos horas en videollamada. A partir del análisis de este ejercicio conjunto, crearemos un máster con tu calendario de contenidos y así, crecer mes a mes.

✔️ Soy una agencia/ startup o headhunter que necesita un freelance o equipo de servicios digitales. Contacta conmigo para ver cómo puedo ayudarte.

¿Ok y después de elegir el modo de trabajar con método Zulesan?

Trabajo en videollamada por reuniones de Google Meet. Agendaremos las sesiones en mi Calendly (mismo sitio donde agendas la primera vez) y nos pondremos manos a la obra. Utilizo una herramienta llamada Miro que nos permite ir plasmando de manera visual y sencilla toda la información que extraemos. Preparo las sesiones con las preguntas y respuestas necesarias para extraer la información relativa a tu proyecto y los problemas u objetivos en torno a los cuales tenemos que trabajar. Y a partir de ahí, definimos las soluciones que necesitas implementar.

👱‍♀️  🧒👱👩‍🦰 A veces yo seré la encargada (sola o con mi equipo) de ejecutar y gestionar las tareas necesarias en un formato de servicios de agencia.

👱‍♀️ ⚙️ Otras  te ayudaré a ti y a tu equipo a definir esas tareas y dejarlas en un listado priorizado que os permita hacer frente de forma organizada a vuestros objetivos, actuando como consultora externa.

👱‍♀️  📔  Y si decides ser mi alumno con formación en #metodozulesan te aseguro que conseguirás activarte y entender las redes sociales y el marketing digital en tu lenguaje, sin rollos. Y todo en seis horas.

Zule San

Y si todavía no te has decidido a alguna de estas formas de contacto o colaboración, puedes seguirme en LinkedIn o Instagram o apuntarte a uno de mis webinars.

Que es pivotar, perseverar e iterar

Pivotar, perseverar o iterar

Pivotar o perseverar es un proceso de toma de decisiones empresariales en el que se decide si se mantiene la estrategia o se vira en una dirección distinta. Esto puede significar cambios en el equipo, en el producto o en la estrategia comercial. Pero siempre implica una serie de acciones decisivas, quirúrgicas y valientes. Iterar consiste en analizar resultados de forma ágil e implementar cambios en consecuencia.

Llevo más de un mes buscando ejemplos de startups que hayan pivotado o perseverado en su visión y alcanzado finalmente el éxito. He pasado por varias de las más grandes como Netflix o AirBnB y me doy cuenta de que aquellas empresas que perseveran en su visión, han pasado normalmente por momentos de casi cierre y fracaso. Así que estoy tan animada, pensando que zulesan o Neboolar IT podrían acabar siendo super productos mundiales aunque ahora no lo parezca.

AirBnB estuvieron a punto de tirar la toalla tras un año acumulando tarjetas de crédito exprimidas y palmando pasta por todas partes. Netflix derivó varias veces hasta que entendió bien su modelo y no hablemos de Youtube, que de haber estado en otro entorno no hubiera podido aguantar hasta dominar el mundo.

Con todas estas cosas en mente me pongo a escribir, a ver si me aclaro entre los tres conceptos.

📉 ¿Pivotar o perseverar? Cuándo y por qué se hace.

Si hacemos caso del método Lean startup, cada mes o cada período de tiempo que se estime entre el equipo fundador y los inversores, debería haber una reunión de pivotar o perseverar. Se hace un análisis de resultados y objetivos para decidir los siguientes pasos de la compañía.

El hecho de trabajar de manera rigurosa (que no es fácil, doy fé) y poder medir cada acción de un modo casi científico (más difícil aún, lo sé) hace que podamos entender si lo que hacemos tiene impacto y avanza hacia el objetivo.

Por ello, perseverar significa seguir creyendo en el plan estratégico y seguir avanzando en la obtención de conocimiento a través de la formulación de hipótesis.

Mientras que al pivotar, decidimos cambiar la visión estratégica, operando cambios mucho más profundos para seguir creciendo o partir de cero.

YCombinator y AirBnB

Me ha gustado el caso de AirBnB y la lanzadera YCombinator, en la que ficharon dando una última oportunidad al proyecto y en algo más de dos años conquistaron lo más alto del mundo del emprendimiento. 

El tema es que en este artículo que escribió el CEO de YCombinator, demuestran que el equipo no cambió su visión. Estaban convencidos del éxito de su idea por las experiencias que habían vivido con sus primeros clientes, creían ciegamente en la necesidad en el mercado de algo así. Para conseguirlo, se centraron en varios cambios de enfoque que en realidad no son tan significativos, y en realidad lo transforman todo.

La forma de iniciar la fase de growth en algo como Airbnb es centrarse en el subsegmento más atractivo del mercado. Si consigues que el crecimiento comience ahí, se extenderá al resto. Cuando les pregunté dónde había más demanda, lo sabían por las búsquedas: la ciudad de Nueva York. Así que se enfocaron en ese núcleo, fueron allí en persona para visitar a sus anfitriones y ayudarlos a hacer que los anuncios fueran más atractivos. Así que Joe y Brian alquilaron una cámara profesional y tomaron fotos de las casas de los anfitriones.

pivotar

Las razones de que pasaran de pérdidas a crecer en tres semanas fueron tan simples como esto:

  • Centraron su eje de adquisición en Nueva York. Un gran ejemplo de por qué es tan importante saber extraer información de las analíticas de tu producto digital. Sirven para extraer información estratégica tan importante y sencilla como este insight.
  • Hicieron mejores fotos de los apartamentos con cámaras profesionales. Entendieron que el marketing estaba también en saber hacer buenas fotos y darles ese rollito millenial que tanto nos gusta.
  • Visitaron personalmente a los hostess para adquirir más conocimiento. Una lección método lean startup que nunca hay que perder de vista. Ser user centric, buscar la información de primera mano y usar mucho el sentido común.

🤓 Cómo estoy iterando zulesan

El término iterar está relacionado con la adquisición de conocimiento. Significa lanzarte al vacío del mercado e ir adquiriendo conocimiento relevante directamente de tus consumidores. A medida que vas teniendo datos y un análisis, vas haciendo cambios pequeños y modificaciones para seguir testeando. Implica ir despacito y con buena letra.

En mi caso, lancé la nueva versión de zulesan hace dos meses. Como había cambiado la web y había estado sin publicar artículos no disponía de métricas. Tampoco tenía datos de Facebook o Instagram, ya que los creé de cero en ese momento. Desde LinkedIn sabía que podría tener tráfico, pero para crecer necesitaba invertir en publicidad y entender mejor lo que lanzaba.

pivotar

Tras una campaña en perfil bajo en marzo y abril prácticamente sin inversión ya puedo entender qué presupuesto necesito y qué descenso sufro si no meto publicidad. Además también puedo:

  • Comparar precios de campañas y canales de adquisición
  • Valorar el interés en la marca y los contenidos
  • Analizar métricas clave de la web
  • Testear el recorrido del usuario hasta la web y dentro de ella
  • Entender los errores de la web y las automatizaciones
  • Evaluar creativamente todo lo hecho en redes sociales
  • Testear con posibles clientes mis argumentos de venta y producto

¿No está mal verdad? ¿Cómo hago para iterar con todos estos datos amorfos?

  • Cambiando los copys. He cambiado el enfoque de los textos de mi web. Cuando empecé a escribir y dar forma al #metodozulesan me centré en las redes sociales y cómo gestionarlas fácil en tres pasos. Pero tras poner el método en práctica con alumnos reales, me he dado cuenta que va un poco más allá. 
  • Cambiando la estructura de las landings. En realidad lo que estoy cambiando es mi producto, porque me doy cuenta que tengo que simplificar mi propuesta de valor hasta que se entienda bien. He quitado botones y una home de servicios, he cambiado el menú y la forma en que estaba estructurado el texto, he introducido un banner. Y más cosas que no he podido hacer aún.
  • Cambiando la estrategia de social paid. He entendido donde es más barato y efectivo invertir para llegar al público que busco, por lo que ciertos canales quedan descartados de momento y en otros, me volcaré más.

Conclusiones sobre pivotar, perseverar o iterar

Como ves, no son cambios que me supongan pagar a alguien para que me ayude, ni cambio de forma radical mi imagen, ni mi comunicación. Pero sí que estoy tanteando diferentes formas de presentarme al mercado, con la enorme ventaja de que tengo poco alcance y me puedo permitir muchos fallos. Además, invierto cuando ya he iterado, porque si ya sabes que hay cosas que fallan, ¿para qué gastar a lo tonto?

La desventaja es que todavía no he encontrado la manera de presentar mi producto de forma tan convincente que me lo quieran comprar de manera masiva. El proceso de ir iterando me permite modificarme con pruebas empíricas de que lo que vendo es verdad. Como los AirBnB, creo ciegamente en mi visión! Ayudarte a entender el marketing digital y las redes sociales en tu lenguaje y sin rollos. 

Si te gusta este contenido (lo podré medir) seguiré contándote más cosas sobre mi aventura emprendedora y mis iteraciones. ¿Podré averiguar si finalmente mi visión acaba siendo cierta?

👉 No te olvides de seguirme en Instagram que estoy dejando el perfil de lo más cuqui. Y si me has conocido en Insta, ¿Qué tal conectar por LinkedIn?

 

Métricas vanidosas versus métricas accionables

metricas vanidosas

Las métricas vanidosas son esos puntos de medición que ofrecen una falsa lectura de crecimiento de tu negocio. En contraste tenemos las métricas accionables que son aquellos puntos de medición que nos sirven para entender si vamos por el camino correcto en la estrategia que hemos definido.

“Las métricas vanidosas son esas cifras en el Excel de resultados que permiten dibujar gráficas hacia arriba, ofreciendo una sensación errónea de que estamos desarrollando un modelo de negocio sostenible”.

Así comenzaba mi artículo para Startpoint, el blog del Centro de Emprendimiento Santander (CISE) (y que te recomiendo leer porque contiene muchos ejemplos reales de mis clientes). Me pidieron hablar de métricas vanidosas versus métricas accionables y cómo hacerlas útiles para un negocio. Desde este primer artículo, he ido identificando más y más características de estas métricas que hace que me resulten cada vez más antipáticas.

Métricas vanidosas, cómo cargarse un proyecto

Hace poco he estado inmersa en un proyecto aquejado duramente del mal de la métrica vanidosa. Porque puede atacar a la empresa desde diferentes aspectos, con distintas herramientas y en cualquier momento. 

En este proyecto mío, habíamos definido muchas y buenas líneas de acción estratégicas. Implicaban cosas tan poco importantes (ironía eh) como:

  • Agilizar la estructura
  • Metodologizar el proceso de trabajo
  • Rediseñar el modelo de negocio
  • Reposicionar la marca

Para conseguirlo se habían definido estas estrategias:

  • Analizar los procesos para elegir las herramientas necesarias para el equipo.
  • Diseñar nuevas metodologías para esos procesos para transmitir la información a las incorporaciones del equipo.
  • A través de distintas iniciativas, crear productos mínimos viables (pmv o mvp) de modelos de negocio y validarlos en el mercado.
  • Trabajar de forma estratégica con los influencers del sector para volver a tener una percepción de marca la altura del proyecto.

En estas líneas de acción había mucha carga de contenido estratégico que iba asociado a todo este mapa mental que te cuento a continuación:

  • Entender las debilidades y fortalezas del equipo a través de analizar el proceso y la metodología: nos ayudaba a entender qué contenido diario y semanal podíamos crear y gestionar en web y redes sociales. Esto nos solucionaba la incógnita de cómo crear una categorización y calendarización de contenido. 
  • Los contenidos eran la moneda de este negocio: Muchos de los productos mínimos arrancaban con un artículo o reportaje especial que nos indicaba el interés de la audiencia y el potencial del formato.
  • Las alianzas estratégicas también partían de la creación de contenidos: por lo que entrevistas o reportajes con menciones en redes sociales nos ayudaban a entrar en contacto con esos influencers, trabar buena amistad y reputación y apalancar en orgánico nuestro tráfico web y social media.

métricas vanidosas

Las métricas digitales son parte de tu negocio

Si seguimos descendiendo en la interpretación de todo este entuerto, nos encontramos con que había muchos problemas en la estrategia digital de esta empresa.

  • Tráfico web basado casi cien por cien en inversión social media desde Facebook
  • Posicionamiento natural de la página bajísimo para el recorrido de la marca
  • Porcentaje de rebote altísimo
  • Audiencia compuesta por muchos usuarios con cero interés en la temática
  • Castigo de Google por mala calidad del contenido y cero estructura SEO del texto
  • Millones de etiquetas y categorías en cada artículo. Setenta mil artículos.
  • Y un larguísimo y extenuante listado de cacas por el estilo.

Si sabes de marketing digital ya sabes que teníamos una patata caliente entre manos con más parches que un balón de fútbol. Si no sabes de marketing digital, teníamos un falso modelo de negocio digital entre manos y para entendernos, poco que rascar si no hacíamos cambios drásticos y quirúrgicos.

El modelo de negocio que realmente daba dinero no estaba en digital sino en off. Por tanto era un modelo digital “falso”. Cuando se había pasado al modelo digital, se había hecho un dashboard de crecimiento basado en dos aspectos: tráfico web pagado desde Facebook y likes en los posts de Facebook e Instagram. 

Mientras se invertía en Facebook la comunidad estaba activa y con alcance. Había clicks al artículo de la web y se veía un tráfico mantenido. Pero ¿qué pasaba si se dejaba de invertir en Facebook? 

Bajaba el alcance, bajaba el tráfico. No había verdadera potencia por ningún sitio. 

1ª métrica vanidosa: Creer que los likes hacen que te compren

Es verdad que tener muchos likes en redes sociales son claros indicadores del éxito de tu contenido. ¡Pero eso no significa que tengas un negocio digital! De manera continuada y con la fórmula adecuada esos likes pueden darte clientes, pero no es el indicador adecuado para analizar el crecimiento de tu empresa.

Tienes que analizar qué indicadores te indican (y hago redundancia aquí para que te quedes con el concepto) que tu comprador está más cerca de comprar, de registrar o de leerte. Cuánto tiempo pasa en tu web o app, qué campañas son más efectivas y por qué, qué clicks hace, por donde entra, por donde sale de la web y por qué no hace lo que has diseñado.

Cómo fue el final de la historia

El final de la historia fue que todo iba según lo previsto. 

Habíamos conseguido aguantar el proceso de transición que no era poco, el equipo estabilizado y funcionando con método, categorías de contenido establecidas y ejecutándose. Por otro lado, habíamos hecho acciones de contenido estratégico con partners e influencers del medio con grandes resultados a nivel reposicionamiento de marca. Esto se había traducido en nuevas métricas, más modestas claro está, pero limpias y ordenadas. 

En el proceso de cambio se habían introducido nuevos formatos y algunos gustaban más que otros. Especialmente en Facebook, la audiencia era muy cerrada y nos penalizaba cualquier contenido que no encajara con el molde al que estaban acostumbrados. Además, bajaban el promedio de permanencia en la web ya que entraban y no leían. 

Y si, bajaron mucho los likes. Bajaron lentamente, algo que ya sabía que pasaría. Algo que advertí al equipo de socios. Estaba contenta, porque estratégicamente quería que hubiera un cambio en la tendencia de la web. Podríamos añadir nuevos públicos y audiencias en el medio plazo. 

El contenido estratégico es el amigo de la métrica accionable

A nivel métricas habíamos conseguido tantas cosas… que sinceramente los likes en Facebook no eran lo más importante. Se veían claros movimientos de actividad nueva en Instagram, había revivido Youtube y Twitter tenía ya un contenido interesante y bien gestionado. El contenido estratégico iba haciéndose patente en las métricas accionables y de importancia. 

Pero mis socios querían likes. Como fuera, a toda costa. Morían por el like, estaban decididos a poner cualquier caca en Facebook con tal de conseguir más de cien, doscientos o trescientos likes de una audiencia que no estaba dispuesta a comprar absolutamente nada. Likes y más likes

No escucharon nada de lo que os acabo de contar, se lo fui contando en tiempo real. Pero la métrica vanidosa es como el anillo de Sauron. Es un tesoro que brilla al fondo de un pantano lleno de barro. Y hay que estar entrenado a nivel zen para aguantar la caída de la curva cuando tus contenidos no gustan como antes, porque sencillamente estás virando el timonel.

Amigos, el contenido estratégico es aquel que merece la pena hacer. Porque para hacer una chapuza que no le va a aportar nada a nadie y menos a Google, mejor no lo hagas. 

Y el contenido estratégico va de la mano de las métricas accionables, de las que de verdad importan. Pero necesita de tiempo y valentía para prosperar. 

👉 Si te apetece puedes leer este otro artículo sobre el tema del contenido estratégico que te puede ayudar a profundizar en lo odioso y profundamente tonto de ciertas métricas.

 

 

Contenido estratégico para petarlo en LinkedIn sin caer en métricas vanidosas

contenido_creativo

Contenido estratégico es aquel que merece la pena hacer. Es contenido de valor porque debe estar muy bien pensado para tu audiencia y acciona palancas que van más allá de los likes. Si te interesa la suma contenido + marca personal + Red profesional + saber qué importa en LinkedIn, te interesa este post. 

Contenido estratégico es…

Uno de los primeros posts al que hicieron algo de caso mis contactos en LinkedIn fue sobre un tema personal. En el post hablaba de que mi pareja me había prohibido hablar de trabajo al llegar a casa. Preguntaba abiertamente si a alguien le ocurría lo mismo. De hecho, pedía perdón por ser un contenido demasiado Facebook. 

La conversación se generó de manera inmediata, con etiquetados entre profesionales casados o pareja que compartían sus mimos sin tapujos. La cosa se vino arriba y tuve muchos comentarios. Algunos de ellos de haters, que me criticaban por exponer mi vida personal en una red profesional. (Ve al psicólogo, me dijo alguno).

Pero la verdad es que me encantó conectar de verdad por fin con la gente que estaba ahí, al otro lado de la pantalla. Y entendí que contar mi vida era contenido estratégico. Mucho más, infinitamente más, que hacer infografías o desarrollar otro tipo de contenidos que ya estaba desarrollando gente de manera estupenda. 

zuleyka_s_bonilla_Thepowermba

Mi visión era (y sigue siendo) conseguir que la gente quisiera leerme (estás ahí?). Sabía que no era tarea fácil ni a corto plazo. Y para que quieran leerte, primero tienes que tener algo que contar. Y un estilo propio. Y para desarrollar un estilo propio hay que ser auténtico. Por eso, empecé a escribir lo que realmente me apetecía. Que no era otra cosa que mi propia vida personal y profesional unida (o es que tú eres un robot, le contesté a alguno).

Tu autobombo no interesa a nadie

Trabajé en una agencia de marketing donde aprendí todo lo que no quiero hacer en marketing. El CEO llegaba hecho una furia y decía “hay que dar bombo en redes a tal o cual acontecimiento sin importancia”. Mi compañera y yo nos mirábamos intentando imaginar cómo conseguir dar bombo a esa noticia no noticiable en el blog corporativo sin audiencia y sin alcance. Si no entiendes que lo estratégico realmente es que alguien te escuche, es que no has entendido nada 🙁

Por eso, si vas a hacer contenido, hazlo bien. Hazlo con excelencia. No hagas cualquier chapuza en tu blog para contar cualquier hazaña que no le importa a nadie y  menos a Google. 

Estuve en una agencia de inbound donde querían casos de éxito en el blog. Los artículos no tenían ningún tráfico ni aportaban posicionamiento. Se hacía un ebook y se colgaba en LinkedIn. No tenía ni un like cuando se habían invertido varias horas en su elaboración. ¿Por qué mantener este formato?.

Le decía al CEO “Hagamos un video entre los dos!” (era un hombre muy guapo y hablaba genial). “Te hago una entrevista o hablamos los dos y contamos cosas de inbound” “Hagamos un podcast porque la tendencia entre tu buyer persona de directivos es escuchar audios en el coche porque no tienen ganas de leer newsletters” (otra estrategia la de los newsletters que no funcionaba y que nos llevaba un buen rato ejecutar cada miércoles).

¿Por qué esta negativa a hacerlo diferente incluso cuando datos objetivos demostraban que la estrategia no funcionaba? El miedo. La falta de valentía en el formato es la muerte caspa de infinitos contenidos que andan por internet.

Grábate esto a muerte en tu cabeza. Tu autobombo no le importa a nadie a menos que hayas hecho algo épico. Algo genial que merezca la pena leer y me haga aprender algo.

Métricas vanidosas

Acabo de abandonar un proyecto aquejado del mal de la métrica vanidosa. Y me he propuesto una cruzada personal contra ellas (las métricas). Te lo explico mejor con un ejemplo concreto. 

A finales del verano tuve un post muy viral en LinkedIn con 17 mil interacciones y casi un millón de visualizaciones. Me solicitaron conectar cientos de personas y recibí decenas de mensajes. ¿Sabes cuántos clientes me llegaron de entre todos esos mensajes? Cero.

A mediados de octubre hice un post autobombo “con gracia” de una de mis formaciones. Tuvo algo más de veinte likes. ¿Sabes cuántos clientes me llegaron por esa publicación? Me escribió una de mis alumnas más queridas, Paula B., y me pidió que la formara para ser community manager top. ¡Eso es conversión en estado puro!

¿Conclusiones?

Las métricas vanidosas son aquellas que creemos que nos están acercando al objetivo por brillar más que otras. Pero cuando le echas un poquito de mimo, te enfocas en lo importante y coges experiencia, te das cuenta de lo importante. Llegar a las personas adecuadas con el contenido estratégico que aporte valor y te acerque a tu verdadero objetivo. 

En mi caso, si sigues leyendo hasta aquí habré logrado mi objetivo que es y sigue siendo que la gente quiera leerme. 

Y si quieres formar parte de mi funnel, te invito a mi próximo webinar el jueves 22 de abril en petite comité. Hablaremos de contenido estratégico, marca personal en LinkedIn y métricas vanidosas que no deben deslumbrarte. Todo con ejemplos muy prácticos y café, té o copa.

😊 Para apuntarte envíame un mensaje de contacto aquí. 

 

 

Marketing digital WTF

marketing digital

El marketing digital es sinónimo de palabrejas, siglas y términos que en la mayoría de las ocasiones no tienen demasiada lógica para el neófito. Si te entra dolor de tripa cada vez que escuchas CTR, CTA, CPC, CPM o similar, sigue leyendo, porque te lo voy a explicar para dummies.

Trabajé en una agencia de marketing digital con clientes de pequeña y mediana empresa. El servicio que ofrecía era muy concreto y en general, funcionaba. Se hacía una web muy sencilla con un blog y se posicionaba a base de campañas SEM y contenido SEO. 

Un día nos visitó a la oficina uno de los clientes, el dueño de una empresa de limpieza. Mi compañero se encargaba de la estrategia de publicidad en Google y comentó con alegría que el CTR de las campañas había aumentado. 

La cara del CEO era un poema, revolviéndose en la silla y tirando de las mangas de su impoluta chaqueta. “Yo no sé si tengo eso que dices, pero no estoy recibiendo todas las peticiones de clientes que quisiera”.

Y así es. El que tu campaña tenga un promedio de clicks interesante y a buen precio no significa siempre que tu cliente esté facturando más. Hay una brecha entre el marketing digital, lo que entiende y recibe el cliente y lo que hace finalmente el usuario. 

Marketing digital para PYMES

Es una realidad. La mayoría de pequeñas y medianas empresas (no pienses en empresas con poca facturación, porque te estarías equivocando) necesitan a día de hoy marketing digital. El problema es que no saben para qué lo necesitan.

Lo cierto es que resulta muy difícil para ciertos negocios crecer si no dan con un buen asesor, profesional en el equipo o directivo avispado que les guíe. Crecer en negocio en otras zonas geográficas, vender on line, generar notoriedad para convertirse en una marca visible, son algunos de los retos a los que se enfrentan estas empresas sin llegar a entender que no se consigue de una sóla vez y en un sólo sentido. 

Sin querer convertir este post en un corta pega de autores clásicos del marketing, me permito reseñarte a Philip Kotler, considerado uno de los padres del marketing moderno. 

Este caballero con pinta de oficinista clásico nos regala perlas teóricas que se han convertido en la base de manifiesto de las grandes compañías de la era digital. 

 

Philip Kotler, conceptos inspiradores para entender el marketing moderno

El Marketing no es el arte de encontrar modos ingeniosos para exhibir lo que haces. El Marketing es el arte de crear genuino valor ante tus clientes, y ayudarlos a mejorar. Las palabras clave del Marketing son Calidad, servicio y valor.

👉 De aquí quédate con esto. Hablar de que tu producto es el mejor, con los mejores profesionales y las mejores ofertas no vale si quieres ir en serio. Así de simple.

La mejor publicidad la constituyen los clientes satisfechos.

🧐 ¿Te suena el término viral? Normalmente lo asociamos a ese video de gatitos que acumula cien millones de likes. En realidad, lo interesante aquí del término es que cuando un producto o servicio se viraliza es normalmente porque da en el clavo. Piensa en Uber, AirBnB o Facebook. La clave de su éxito fueron los propios usuarios. La viralidad es en mi opinión, el motor de tracción más potente con el que cuenta el marketing actual.

Es más importante hacer lo que es estratégicamente correcto, que lo que es inmediatamente rentable.

💪 CLAVE. En marketing digital aún más. Los movimientos magistrales en el negocio digital (como en todas las áreas de la vida) necesitan un tiempo. Con este ejemplo lo vas a entender bien. Si tu posicionamiento web es en muebles para tiendas, pero quieres hacer un viraje de negocio hacia tiendas de lujo y captar desde tu web a este tipo de clientes ¿Crees que lo conseguirás en un mes cambiando dos fotos y pagando a Google? Saca tus propias conclusiones.

Sólo hay una estrategia ganadora: definir cuidadosamente el mercado objetivo y dirigir hacia ese mercado una oferta superior.

🙌 Uff, uff. Hay tanto que decir aquí que me envalentono. ¿Qué estrategia seguirás? ¿Ser el más barato o ser el mejor? A partir de aquí, si decides ser el mejor, tienes que ponerte las pilas. Pensar en tu producto, tu propuesta de valor y sobre todas las cosas, pensar en tu cliente. Aquí enlazamos directamente con la potencia que nos dan la segmentación y los datos para entender el comportamiento del usuario y poder entender las tendencias del mercado.

Las compañías pobres ignoran a sus competidores, las compañías promedio imitan a sus competidores, y las compañías ganadoras guían a sus competidores.

😹 Así es. La mediocridad es un mal de nuestra sociedad que se materializa en la falta de valentía y creatividad de muchas marcas. Las marcas que de verdad se están moviendo en la dirección correcta son en general capaces de expresar sus valores e historia a través de su marketing. Si quieres ser irrelevante copia a tu competencia. 

Marketing de palabrejas

Ahora que ya estamos calentitos y entendemos que el marketing actual (me parece un poco absurdo separarlo de forma tan radical entre digital y no digital) no son todo siglas. Ahora que ya podemos entender un poco mejor que los conceptos clave no difieren mucho de lo tradicional, es decir, vender bien a quien está interesado en tu producto, podemos seguir avanzando. 

Las palabras en inglés, los acrónimos y toda la terminología que rodea el marketing digital es relativamente simple. Creo que es mucho más importante entender cómo llegamos a tener que emplear todos estos palabros. 

Es decir, la mayoría de esos términos que repatean a los profanos, son puntos de medición de acciones que se han ejecutado precisamente para eso, para poder medirlas. (Los famosos KPI´S o Key performance indicators).

 ⚡️ Vayamos al ejemplo que te accionará mentalmente para entenderlo. 

Si quieres lanzar tu producto en digital, lo más normal es que, en primer lugar, evalúes si tu producto encaja con los clientes a los que te enfocas. Para ello, preparas un anuncio en redes sociales (Facebook e Instagram) y lo promocionas a tus clientes potenciales. ¿Qué te hará saber si ese anuncio ha funcionado o no? Medir el alcance del anuncio y su interacción con los usuarios en el recorrido digital marcado.

Y para poder medir esa interacción tenemos diferentes vías como son el número de personas que han visto el anuncio, han clicado en él para visitar la página web o han hecho cualquier otra acción con nuestro contenido. 

Lo más normal es que con este anuncio esperes vender mucho. Pero la realidad es que no consigues más que unos datos confusos y ninguna venta. Esta es la lectura si tu punto de medición es VENDER en el primer anuncio. Pero ¿qué pasa si tu objetivo inicial es saber si tu producto gusta? Hay menos presión ¿verdad? 

Mira cómo cambia la cosa si la lectura de tu anuncio es:

  • Cuatrocientos mil usuarios de un público objetivo de un millón han visto la marca
  • Ciento cincuenta mil han visitado tu web
  • Setenta mil lo han vuelto a hacer en la semana siguiente

Gran parte del trabajo de un buen marketer es establecer hipótesis de mercado, validar estas ideas con datos y generar líneas de acción estratégicas a corto, medio y largo plazo.

Muy bien, pero WTF?

Si, si, ya sé que te había prometido explicarte un montón de términos #ddt (dolor de tripa). 

Pero por mi propia experiencia sé que este tema es muy pesado y lo más normal con mis alumnos es que cuando llego aquí empiecen a mirar a todos lados o incluso bostezar. 

Por eso y porque quiero verte la cara, te invito a mi próximo webinar WTF el jueves 20 de mayo a las 20h. Puedes entrar directamente en la reunión con este enlace a Google meet y te contaré muchas cosas que te hagan amar el marketing digital como lo hago yo. Te espero!!

Cómo salir del círculo tóxico de las redes sociales

El círculo tóxico de las redes sociales es aquel en el que entra tu negocio cuando tus resultados se quedan estancados.

Y sigue siempre el mismo patrón. Es muy listo y te acaba convenciendo de que el problema es que las redes sociales no funcionan. Y no te imaginas la de gente que da vueltas al problema, paga, no consigue nada y siente que es una estafa. 

En gran parte el problema está, en que las plataformas te hacen creer que esto es muy fácil y lo es, para aquellas personas que encuentran el equilibrio entre poco esfuerzo y venta de una manera natural. 

Odio las redes sociales

Pero ¿Qué pasa si no te gustan las redes sociales? Yo odio Excel con toda mi alma y lo uso a diario. Puedes necesitar las redes para vender y que no te gusten. O si no eres creativo, no sabes hacer fotos, ni escribir frases con rollo. ¿Qué haces entonces?

¿Qué pasa si eres de esos que están en las redes de “mirón”? ¿Crees que como un actor secundario vas a poder destacar en el casting continuo del usuario?

Entonces te formas o pagas a alguien una pequeña suma que acabas considerando una gasto y no una inversión. Y lo peor, pierdes la esperanza de obtener algo a pesar de tanto esfuerzo. Y eso frustra.

Antes de que nos echemos a llorar, déjame decirte que hay solución. Pero no es una solución gurú en la que vendes con un ron y tu portátil desde la playa. Aquí se viene a sudar como dirían en la serie ochentera Fama.

 

 

Los pasos del círculo tóxico

Te voy a decir algunas de las frases top de mis clientes y alumnos cuando me contactan. Vamos a hacer la prueba y seguro que alguna la has dicho o pensado alguna vez. Vamos allá:

  • Es que no tengo tiempo para llevar las redes sociales 
  • Es que bastante tengo ya para ponerme a aprender eso
  • Es que he probado a meter dinero y no he sacado nada
  • Pagué a una chiquita 100€ unos meses y nada
  • No me gustaba nada de lo que ponían, lo hago yo mejor
  • Las redes sociales sirven como una tarjeta de visita y ya
  • Eso no lo necesita mi negocio

Déjame ahora que te responda a cada cuestión con mi argumento:

  • Es que no tengo tiempo para llevar las redes sociales  📢 Lógico. Es un trabajo a tiempo completo. Yo tampoco tengo tiempo para llevar las redes sociales de mis negocios zulesan.com y Vicious Magazine.
  • Es que bastante tengo ya para ponerme a aprender eso 📢 De acuerdo contigo. Llevo más de diez años formándome y sigo aprendiendo.
  • Es que he probado a meter dinero y no he sacado nada 📢 Si no sabes hacer promociones bien, es lo que ocurre en el cien por cien de los casos. Las plataformas lo saben y tienen un lucrativo negocio gracias a ello.
  • Pagué a una chiquita 100€ unos meses y nada 📢 Es lo normal. Con ese presupuesto no puedes fichar a un buen profesional con experiencia en negocio digital. Tampoco puedes pedir compromiso o excelencia, se trata de un servicio más complejo.
  • No me gustaba nada de lo que ponían, lo hago yo mejor 📢 Tú sabes lo que quieres, pero no sabes plasmarlo. Para eso están los profesionales, pero ese trabajo creativo es caro.
  • Las redes sociales sirven como una tarjeta de visita y ya 📢 Cuando se hace bien es un canal de venta. Con reglas distintas a las tradicionales, eso es cierto. Hay que aprenderlas y son complejas.
  • Eso no lo necesita mi negocio 📢 Es posible. Mi responsabilidad profesional es indicarlo si lo considero así o ayudarte a orientar tu estrategia hacia lo que necesitas, aunque no me contrates.

Cómo salir del círculo tóxico

En mi post Cómo emprender a lo pobre te hablo de cómo los emprendedores digitales emprenden en muchos casos sin ningún conocimiento de lo digital. O con conocimientos muy precarios y demasiado confusos como para llegar a buen puerto. 

Una de las áreas donde esto se hace más tangible es en la gestión de las redes sociales o la página web. Hace poco hablaba con una persona que me contactó y pretendía encontrar a alguien que llevara redes y fuera administrativo. Con esto ya está diciendo “realmente no entiendo el valor de las redes sociales para mi negocio” o dicho de otro modo “no entiendo realmente qué es un community manager y qué tareas debe cubrir en mi empresa”.

Mi experiencia es que se esperan efectos milagro cuando se contrata a un profesional de las redes sociales o el marketing digital, sin haber dedicado un sólo minuto a pensar en sus verdaderas funciones, capacidades y en el presupuesto y recursos que va a tener para vender lo que nadie ha conseguido vender o lograr hacer dentro de la empresa.

Lo bueno si es caro…

Mira, no te engaño. Puede sonar la flauta y conseguir cosas buenas con poco presupuesto o con gente por 100€. Pero tendrás que tener algo especial. O mucha suerte con la persona a la que pagas esos cien euros al mes. 

La verdad verdadera es:

  • Si quieres ir en serio tienes que tener algo más que un logo y una frase manida para llevar tus redes sociales al nivel VENDER.
  • Tienes que invertir en publicidad y segmentar el público. Conseguir 100 fans de tus grupos de WhatsApp no es una opción. 
  • Tendrás que interiorizar que sin una estrategia y un mínimo esfuerzo humano no saldrás del círculo tóxico.
  • Piensa si puedes emprender sin redes y sopesa cuánto costaría encontrar a esa persona que lo haga por ti y mantenerla. Piensa si es gasto o inversión.
  • Si te gustan las redes y crees que puedes hacerlo sólo bien por ti, pero fórmate un pelín. 🙌 A ser posible conmigo🙂