Un post anti productivo

18 marzo, 2020 by in Pensamiento

Salgo diez minutos a pasear a la perra. Me preparo una lista de música rápida y me pongo los cascos. Salgo a la noche fresca. El aire puro me oxigena y me hace sentir bien, despejada. Todo es oscuro y borroso. Arranco a andar y percibo de inmediato que no hay nadie fuera. Incluso en un lugar tan apartado y solitario como éste, sientes la vida en la calle. Pero hoy veo más luces encendidas que de costumbre, todo transcurre en casa. Ni un coche.

Me consuelo de tanta soledad en un playback patético de Florence & the Machines, ya que no hay nadie para verme. Me inspira profundamente una sóla canción de este grupo que vale por mil. La voz es profunda y emocionante. Se llama You´ve got the love.

Mientras, la perra tironea como loca y la dejo guiarme abandonada. Me descubro escuchando On a plain de Nirvana y caigo en que siempre que ando revuelta acudo a mis clásicos de los 17 años. Grupos que ya no suelo escuchar, grupos antiguos. Es como si su vigencia en mi interior me diera significado. Lo temporal es importante para el humano y son canciones que me conectan directamente con mi yo de los 17, 27, 37 y hasta hoy. 

Tras el subidón de decibelios me duele pensar tan claramente que me hago mayor. Lo descubrí el día en que mi compañera de oficina no supo qué grupo era Pearl Jam. Tampoco supo qué era el grunge. Y yo me di cuenta de que me hacía mayor, y que esto es lo que tiene cumplir años. Que los jóvenes no te entienden a veces. Doblo la esquina mientras Eddie Vedder desgarra con su voz el insólito silencio nocturno. Subo el volumen y me imagino que estoy en un videoclip hecho con pocos medios (jajajaj)

Volviendo al tema, no es que me sienta mayor no, es que me siento muy joven. Veo los cambios que supone madurar, tener una relación, una casa, ser madre, luchar por un trabajo, más dinero, más proyección… pero me sigue pareciendo que me quedan mil cosas por hacer y que tengo tiempo para hacerlas. ¿Os pasa también? ¿Somos ilusos por creer que aún hay tanto camino?

Beastie Boys irrumpe poniendo flow y quitando drama a la escena. Pearl jam siempre es intenso y me lleva a un estado muy profundo de las cosas. Musicalmente he ido moviendo mi interés hacia estilos más hedonistas que suavicen mi, ya de por sí, agitado pensamiento. Y el soul rapero me viene bien para acabar el breve paseo nocturno.

Se cruza un coche de seguridad de la urbanización, va entre los dos carriles. Sabe que está sólo. 

No hace frío, la perra baja los escalones dócilmente. Entro en casa.