Fakeba

6 octubre, 2018 by in BraveBrands

Fantástico M.

Conocí a M. mucho tiempo atrás por una colaboración extra laboral. La manera en que contactamos fue muy curiosa. Me escribió por Facebook a través de Bea C. y quedamos en una cafetería de Pintor Rosales para hablar de música, ilustraciones y camisetas. Puede que te interese conocer más acerca de esta historia y de Bea C. en este enlace.

Bastante tiempo después me contactó de nuevo, esta vez para hablar de trabajo. Quedamos en el mismo sitio de la vez anterior, una tarde lluviosa de septiembre.

M. era único. Un personaje alucinante que había vivido la Movida madrileña, la ascensión de la música electrónica, la cultura de club y los cambios en la industria musical sin perder un estilo punki y audaz. Tenía grandes anécdotas para contar y una risa contagiosa que soltaba en grandes risotadas.

La reina

Fakeba era una artista senegalesa con cierta fama en su país. Cantaba en wolof, su lengua materna y era toda una belleza. Tenía poco más de veinte años, apenas hablaba francés y nada de inglés. Era un diamante en bruto.

El objetivo del proyecto era un gran reto y yo me sentía preparada. Manuel me eligió porque sabía que yo tenía experiencia y contactos en el ámbito del ocio nocturno y la música electrónica. Le gustaba mi estilo en redes desde siempre y según él tenía que ser yo.

Se trataba de hacerla famosa en su país y traerla a Europa para alcanzar la fama internacional. El formato era la creación de una súper diva del electro pop, que cantaría en festivales de música electrónica y serviría como artista estrella en el lanzamiento de un sello discográfico internacional.

El equipo tenía base en Senegal, Madrid y Nueva York. Había mucha financiación y poca prisa, aunque sí unos objetivos marcados y las cosas muy claras. Empezamos a trabajar.

Cuando pude ver la primera tanda de material con las fotos y música de Fakeba me quedé enamorada de la belleza natural de esta mujer joven, hermosa y distinta. Bajo esta inspiración sincera, escribí un texto de presentación para la página de Facebook y las notas de prensa que se iban a lanzar.

Conseguimos crear un storytelling poderoso en torno a Fakeba y sus raíces, de la diferencia radical de esta mujer con otras divas estereotipadas. Este texto junto a sus fotos en primer plano se convirtieron en los primeros posts de la página de Facebook.

Primera fase

Mi rol en el proyecto era dirigir el área social media y digital. Empezamos por plantear un timing por fases para el primer trimestre. Los hitos principales venían marcados por los lanzamientos de remixes de las canciones del primer disco de Fakeba, que se lanzaba en las principales plataformas como Spotify, Itunes o Amazon, en las primeras semanas de diciembre.

El primer disco ya estaba editado y había remezclas de artistas europeos del circuito de la electrónica más puntera. Había que hacer una estrategia de redes con promoción constante y foco en países de los que yo conocía poco o nada. Fui planteando preguntas y ajustando cada día la estrategia con Manuel y el equipo de Senegal. Entre otras cosas nos asesoraron con la segmentación geográfica y nos aconsejaron que segmentáramos sólo a hombres, por razones sociales de desigualdad de acceso a la información. Estos datos sin duda, fueron esenciales en la optimización de las campañas posteriores.

She likes

Ella gustaba muchísimo. Todos los días hacíamos un post que tenía alcances imposibles y cientos de comentarios y likes. Hicimos campañas en Facebook para obtener likes y posts promocionados con resultados rápidos y presupuestos ajustados y muy optimizados.

En paralelo, el sello de Fakeba empezó a organizar desde Senegal un festival de música electrónica con artistas europeos consagrados. Algo totalmente nuevo e inaudito en el país. La expectación era tremenda y tuvo apoyo institucional y soporte de las principales cadenas y periódicos del país. Fue una jugada de marketing nivel superior ya que suponía la actuación en primicia de la artista senegalesa Fakeba.

Creamos una página en Facebook para el festival con promoción constante y empezó a crecer rápidamente. Entraban también muchos fans en orgánico. Ahora teníamos artistas interactuando con las tres páginas, que se retroalimentaban una a la otra: Artista, sello, festival. WOW

Tercera fase

Cuando ya teníamos varios posts con medias de entre cinco y seis mil likes, empezamos a segmentar también en las principales ciudades de Europa. Madrid, Barcelona, Berlín, Londres, Roma. El disco y los remixes ya estaban lanzados, la comunidad era fiel y en aumento, quedaba poco para el festival… parecía que todo estaba funcionando.

Tras el festival Manuel me llamó y me dijo que habían decidido optar por los servicios de una agencia, necesitaban un servicio más completo y con total disponibilidad.

Te voy a ser muy sincera. Podría mentir o decir que fue otro motivo, pero fue así. A veces estas cosas pasan y hay que ser profesional y dejarlo sin más. Aunque el esfuerzo realizado queda sin recompensa.

No he vuelto a ver a M. y tampoco he seguido la trayectoria de Fakeba. Sólo sé que la última vez que entré en su página de Facebook tenía muchos miles de fans y el texto de información seguía siendo el que escribí yo.