Dinosaurios y plantillas.

4 octubre, 2018 by in Internet

Dinosaurios

Yo tengo mucha suerte porque vivo rodeada de dinosaurios de internet (incluida yo misma) y a veces después de una comida de amigos puedo mantener conversaciones interesantes sobre el bien, el mal, internet y su futuro, pasado y presente. A mi mesa se sientan diseñadores senior, projects managers, consultores de usabilidad y desarrolladores mega pro. Con lo cual hay mucho que decir, escuchar y aprender.

En una de estas charlas surgió hace un tiempo un símil que yo he utilizado en muchas ocasiones y que al parecer alguien ha cristalizado en forma de post curioso.

Teoría del ciclo

Mi teoría es que al igual que a lo largo de la historia de todos los movimientos artísticos un período de barroquismo ha venido seguido de otro de depuración, así ha sucedido en el mundo web. Las páginas de los primeros años del siglo XXI eran pequeñas (y en ocasiones realmente horribles) historias súper reconcentradas con navegaciones imposibles. Por esas épocas solía hacer de conejillo de Indias en lo que más tarde serían llamados tests de usabilidad y me costaba un buen rato encontrar el sitio donde clicar.

“La experiencia empezaba y terminaba ahí, en la propia web. La estrategia online no iba más allá. Tenías un sólo disparo para alcanzar al usuario. One shot!”

A long time ago

Estamos hablando de los tiempos pre- social media. Eran páginas webs en flash que tenían que enganchar, enamorar y conectar. No había un tiempo para el engagement como sucede ahora con las estrategias de contenido.

La idea era apabullar al visitante con un “más es más” que a veces se traducía en viajes fascinantes y otras en un churro creado en agencias con mucho lerele y poco larala.

Amigo Html5

El cambio de paradigma llega con la capacidad de comprar online y la máxima conectividad. Nuevos dispositivos que marcaron la pauta al romper con la tecnología flash, desterrada al limbo tecnológico y depuesta por la fascinación Html5. Ipads, móviles, tablets con super conexión que permiten al usuario- comprador comparar precios en la misma tienda. Ante los precios rebajados no hay historias bonitas ni direcciones de arte sorprendentes.

El crecimiento del ecommerce marcó la pauta, al tener que desarrollar modelos gráficos y de navegación que facilitaran la compra. Ahora el usuario ya no llega a mi web en busca de saciar su curiosidad sino que lo hace para algo. Ya no navega sino que amarra la nave en buen puerto con la intención clara de comprar, reservar o suscribirse. Por tanto las páginas cumplen un nuevo papel útil que las aleja de discursos gratuitos que se anden por las ramas.

WordPress o la nada creativa

La llegada masiva de WordPress significó la estandarización. La idea de que hacer una web era posible sin pagar una pasta se hizo popular y lo que en principio fue una plataforma de contenidos, un blog, se ha convertido en el paquete de tecnología usado mayoritariamente para estar en Internet.

Y fue en este punto donde la conversación se hizo más interesante ya que no es casual que una estructura pensada para las noticias, las “entradas”, haya calado tanto. Las estrategias de contenido son miguitas de pan que crean caminitos a las webs, cápsulas de contenido que generan movimientos muy pequeños (también grandes) hasta generar auténticos surcos y que permiten alimentar redes (verticales) a diario, que a su vez generan engagement y vinculación con las marcas en más de un disparo.

Los acontecimientos significativos siempre se desarrollan cuando hay un caldo de cultivo. El posicionamiento en buscadores, los blogs, los dispositivos, la conectividad…todos estos elementos han confluido en la configuración de la cambiante situación actual de Internet.

Lo que es una verdadera pena es que esta estandarización se haya llevado a todos los niveles creando una auténtica red de webs idénticas, sin personalidad, sin creatividad.

Vivimos en un inmenso catálogo de webs Ikea donde lo más difícil es encontrar un buen mueble a medida.

WordPress es tan versátil como lo haga el diseñador o desarrollador y se echa de menos estructuras que salgan del Tri (somos, hacemos, amamos). Tres bloques y un scroll para abajo. Taaan aburrido….